Era evidente, imposible de parar, que las tablets con Android Honeycomb poco a poco comiesen terreno al iPad. Es matemáticamente imposible parar una avalancha de docenas de tablets usando el mismo sistema operativo contra una sola tablet de una marca en concreto.

Las tablets con el sistema operativo Android Honeycomb ya han logrado un 20% del mercado de tablets mundial, un rápido ascenso gracias a varios factores. El primero y más importante es que ahora existe muchas posibilidades de elección gracias a que Android lo puede usar cualquier hijo de vecino que quiera fabricar en serie tablets. Otro factor es que Apple abrió un nuevo mercado con la primera generación de iPad y las empresas que suelen «responder a Apple» no tardaron en mostrar sus productos similares, aunque con una primera generación bastante lamentable ya que el sistema operativo no estaba adaptado a estos terminales, pero es Google quien tuvo que ponerse a trabajar bien rápido para lanzar Android Honeycomb para los fabricantes. Otro factor que no podemos olvidarnos es que a diferencia de Apple, las tablets con Honeycomb se suelen distribuir mejor bajo operadoras que a la venta libre. Es normal cuando la mayoría de tablets son 3G y se necesita una tarifa de datos para darle un mejor uso.

Pero esta «batalla» ya la hemos vivido. Lo que va a pasar, con casi toda seguridad es un calco a lo que ha pasado en esta absurda batalla de iPhone vs. todos los smartphones Android. iPhone sigue siendo uno de los smartphones más vendidos, y en muchos aspectos es un terminal que lidera tecenologícamente al resto de marcas para crear sus respuestas, pero eso le da igual a la gran mayoría de personas, que solo necesitan un producto que funcione y les interese en precio/funciones. Así se ha logrado que uniendo marcas como Samsung, LG o HTC se logre vencer a un solo terminal. ¿Es justo? No, pero en este caso la guerra es de sistemas operativos, no de marcas.

Motorola Xoom, Samsung Galaxy Tab 10.1 o incluso las nuevas tablets de Acer como la Iconia Tab A100, bastante barato y de 7 pulgadas. Hay mucho donde elegir, mucha oferta y a buenos precios. ¿En cuanto a funciones? Ahí es donde realmente flaquea Honeycomb. Puedes tener una serie de productos que se vendan mucho, pero esto no quiere decir que sean la mejor opción o ni mucho menos, que sea el producto más completo. Puedes vencer a Apple en número de terminales, eso es algo relativamente fácil si macroempresas como Samsung o LG ponen sus fábricas a máxima producción le sumas una buena campaña de marketing y ahí tienes el resultado. Pero no olvidemos que Apple siempre tiene un as guardado bajo la manga, sus nuevos productos siempre resultan ser el terminal al que el resto de marcas intentan seguir. Ese es el verdadero problema de las tablets Honeycomb.

Pero mira, da igual que sea Apple, Motorola, LG, Acer o una marca china de la que nadie había escuchado hablar antes, lo importante de estas tablets es que lo que compres, de verdad valga la utilidad que le vas a sacar.