Según menciona Digitimes, un medio digital asiático que posee múltiples contactos y relación con los fabricantes de piezas electrónicas de aquel lado del mundo, algunas de las marcas comercializadoras de dispositivos móviles estarían bajando sus previsiones y por tanto sus pedidos de componentes para el próximo trimestre. En el comunicado se menciona específicamente a HTC y Apple.

La razón para esta revisión de las previsiones parece estar, según comentan, en la situación actual de la economía global que seguramente repercutirá negativamente en las ventas de aparatos electrónicos. Tomando en cuenta que se tiene previsto a todas luces el lanzamiento de un nuevo iPhone para dentro de unas semanas podríamos concluir que la situación es más grave de lo que parece a simple vista.

Aunque, como dicen por ahí, «no hay mal que por bien no venga», debemos aceptar que esta nueva situación económica es la que está empujando a empresas como Apple y otras marcas conocidas por moverse en el sector de gama alta a modificar su oferta con productos más baratos y al alcance de mayor tipos de público. ¿Será esto un indicativo de unas intenciones secretas de Apple de lanzar un iPhone más barato a la vez de un iPhone normal en la próxima iteración?