Que el crecimiento experimentado por Google+ es digno de estudio es algo que ya hemos comentado en alguna que otra ocasión. De hecho, la red social de Google sigue suscitando un gran interés y, a falta de API, está generando todo un ecosistema de extensiones para navegador que buscan amplificar la experiencia del usuario del servicio. Aunque sigue siendo una beta en la que, al principio, no era fácil entrar, Google quiere que sigan entrando usuarios y, para ello, ha dotado a los usuarios con 150 invitaciones para que se envíen por correo. Sin embargo, enviar 150 correos podría ser una tarea algo pesada, así que Balaji Srinivasan, un ingeniero de software de Google, ha publicado un sencillo método con el que invitar a 150 personas de una sola tacada.

La idea es sencilla, en la parte inferior derecha del interfaz de Google+ tenemos la sección para enviar invitaciones a nuestros contactos pero, también, encontraremos una url que también abrirá la puerta de las invitaciones. Gracias a este enlace podremos enviar un correo a múltiples destinatarios (mejor con copia oculta para no vulnerar su privacidad) o, si nos sentimos generosos, publicarla en Twitter, en Facebook o en nuestra página web. Conforme nuestros amigos vayan usando las invitaciones, el contador (que inicialmente está en 150) se irá decrementando, mostrándonos las invitaciones que nos quedan por consumir.

Cuando hagas clic en el botón para invitar amigos de la parte derecha de la página, encontrarás un nuevo enlace que puedes enviar por correo a tus amigos o publicarlo en la Web

Si tenemos en cuenta que Google+ cuenta con 25 millones de usuarios (y sigue creciendo), estaríamos hablando de que si un 20% de las invitaciones fuesen utilizadas, Google+ podría llegar a los 750 millones de usuarios, es decir, la actual cifra de Facebook (un dato bastante interesante).

¿Será capaz Google+ de llegar a las cifras de Facebook? Viendo el crecimiento que está experimentando, no descartaría la idea; no obstante creo que su ritmo de crecimiento se podría desacelerar si no añade nuevas funcionalidades a la plataforma, es decir, un API que permita la integración de aplicaciones de terceros y los esperados juegos que, seguramente, enganchen a muchos más usuarios.