Es lo que tiene ser famoso. El eco que han tenido las acciones de colectivos como Anonymous o LulzSec lleva consigo el peso de la fama y la aparición de otros similares que en poco o nada se parecen al original. Si Anonymous siempre defendió en la red su participación como una lucha por la defensa ante la censura existente, Hollywood Leaks se presenta como un grupo de hackers dispuestos a hacerle la vida imposible a las celebridades. No sólo eso, afirman ser parte del famoso colectivo «firmando» de la misma forma que Anonymous.

Las acciones de Hollywood Leaks comenzaron hace dos semanas a través de Twitter. En el mismo se anunciaba en un primer tweet la fuga del guión de la próxima película de Tom Cruise Rock of Ages.

Al parecer los hackers accedieron a la cuenta de correo electrónico de uno de los actores y se llevaron el guión que había enviado el director Peter Shankman a todo el reparto. Horas más tarde el guión se encontraba en The Pirate Bay para su descarga y la firma en Twitter venía a calcar la del colectivo Anonymous con el famoso «No perdonamos, no olvidamos… «

El nuevo colectivo ha lanzado unas cuantas de fugas desde que comenzaran hace dos semanas. En ellas se encuentran correos o números de teléfonos expuestos en Pastebin. Entre las celebridades se encontrarían Jenny Grath, Chris Judd, DJ Drama, Cirus Miley o Joey Fantone.

¿Y para qué? Esta es la pregunta que se hace todo el mundo. Más allá de avergonzar públicamente a uno u otro sin razón aparente, las actividades de Hollywood Leaks parecen simplemente ganas de notoriedad aprovechando el tirón de Anonymous o similares.