Cada persona reacciona de manera diferente a las noticias inesperadas: unos caen en un pozo depresivo que no les permite mantener la concentración, otros son exageradamente optimistas, y algunos otros canalizan toda su energía en el trabajo. Existen aquellos, sin embargo, que recurren a los deportes, a la actividad física, y la noticia de hoy es un claro ejemplo de ello: a modo de homenaje a Steve Jobs, un hombre corrió más de 20 kilómetros, dibujando una gran manzana con su recorrido.

Joseph Tame, un productor de medios digitales con base en Tokyo, Japón, corrió 13 millas (un poco más de 20 kilómetros) con un objetivo concreto: que su recorrido, que su ruta dibuje una gran manzana. Es decir, para rendirle homenaje al padre de Apple, Steve Jobs, Tame decidió hacer arte con la tecnología GPS: correr y dibujar un gigante logotipo de Apple. Así lo explicó en una publicación en su blog:

«Es por esto que me gustaría mostrar mi apreciación por Steve, por su visión y por su liderazgo, que han tenido un impacto positivo y directo en mi vida. Su trabajo también ha revolucionado la industria móvil, algo que, aquí más que en cualquier otro lado, necesitaba ser hecho. Quisiera desearle lo mejor a Steve y espero que su salud mejore rápidamente ahora que puede enfocarse más en ponerse bien.»

Según informó Tame, completar la manzana fue una tarea que duró alrededor de dos horas y que le hizo quemar unas 1700 calorías. Por otro lado, cabe señalar que esta no es la primera vez que él lleva a cabo una «obra de arte deportiva»; en el pasado también ha escrito su nombre, ha hecho un gran corazón, y hasta ha dibujado a un elefante bebiendo agua. Sin lugar a dudas, esta nueva y curiosa disciplina artística es una forma original y, por sobre todo, sana de dar reconocimiento a Apple y a una de las figuras más importantes de los últimos tiempos.