Anonymous

Si el viernes comentábamos que Anonymous, dentro de la operación AntiSec, se había hecho con material de un contratista de Defensa de Estados Unidos, el colectivo hoy le va a generar un enorme dolor de cabeza a otro gobierno. Esta vez el golpe ha sido en el continente europeo, lugar en el que Anonymous se ha hecho con gran cantidad de información procedente del gobierno de Dinamarca que, además, han publicado en The Pirate Bay.

La información que, básicamente, son los datos de un millar de empresas privadas incluiría direcciones, teléfonos o correos electrónicos que formarían una foto de la base de datos que el gobierno danés mantiene de las empresas del país y que habría sido sacada de uno de los sitios web oficiales del Estado.

¿Y por qué esta filtración? Realmente los datos no son extremadamente sensibles, sin embargo, esta recopilación se ha hecho pública porque el gobierno danés cobra a las empresas una cuota por el uso de la información recopilada, vamos, todo lo contrario a los principios de OpenGov. Según el colectivo, esta información pertenece a los ciudadanos, sin embargo, el gobierno la recopila, la almacena, la procesa y cobra por su utilización:

Como está mal que el gobierno danés exija a los ciudadanos a que proporcionen sus datos para luego incluirlos en su base gubernamental y que a continuación utilicen el dinero de los contribuyentes para reunir, clasificar y almacenar, sólo para luego pedir a los ciudadanos que paguen si quieren acceder a las misma información, estos datos se ponen a libre disposición.

¿Y qué información se ha publicado en el torrent que han colgado?

  • Los archivos con la información de las compañías
  • Datos sobre registros o disoluciones de empresas
  • Información sobre las principales empresas y sus líneas de actividad
  • Datos de contacto (nombres, direcciones, teléfonos, fax o correos electrónicos) de un millar de empresas

¿Es grave esta filtración? Realmente los datos no son extremadamente sensibles, de hecho, existen servicios privados similares que se dedican a recopilar datos sobre empresas y luego ofrecerlos a sus suscriptores, sin embargo, encuentro dos detalles significativos en este caso. Por un lado, la debilidad de los sitios web de las Administraciones Públicas que, después de todo lo que estamos viendo, te hace replantearte el modelo de relación entre la administración electrónica y el ciudadano. Por otro lado, que un gobierno como el danés cobre a los ciudadanos por información que ha sido recopilada con medios públicos es un detalle bastante feo.

Vía: ALT1040