Un movimiento muy prometedor el que acaba de conocerse hace unas horas. Adobe, la conocida empresa de software desarrolladora de aplicaciones como Acrobat, Photoshop, Dreamweaver y otros, ha lanzado la beta de Muse, una aplicación concebida para construir páginas web de una forma sencilla sin necesidad de conocimientos de programación, es decir que el proceso se hace totalmente libre de la necesidad de escribir líneas de código.

Podría pensarse entonces que este programa está dirigido a usuarios sin experiencia y amateurs que quieren hacer sus pinitos en este mundo para construir su propia página pero nada más lejos de la realidad. Lo que Adobe pretende es atraer a muchos diseñadores que desconocen los métodos de creación de sitios web actuales o que no tienen ganas de escribir código para hacer una página determinada a un cliente.

El programa en sí, que puede ser descargado hoy mismo en su versión beta gratuita, ha sido desarrollado usando la herramienta de programación AIR y aprovecha los estándares HTML 5 y CSS 3. El proceso de utilización del programa está dividido en cuatro apartados:

  • Plan: donde construiremos la estructura del sitio web
  • Design: donde nos centraremos en el diseño específico de las páginas
  • Preview, que nos dará una visión del aspecto final del sitio gracias a la base Webkit integrada en la aplicación, aunque también se nos ofrece la posibilidad de ver el resultado en cualquier navegador que tengamos instalado en el ordenador
  • Publish: desde donde podremos proceder a publicar el resultado

En la parte de diseño se puede observar cómo la filosofía de la empresa ha sido crear una herramienta que nos permita ver el resultado de nuestro trabajo en el mismo momento en que se está realizando. Tampoco se han olvidado de permitir la inclusión de fragmentos de código HTML con los que embeber vídeos de Youtube y otros widgets. Se echan en falta por ejemplo importación desde Dreamweaver e inclusión de plantillas, pero es que, como ya hemos dicho, esta no es una herramienta para el aficionado ni pretende ofrecer atajos al detallado proceso de construcción y diseño personalizado de páginas web.

Aunque la aplicación es actualmente gratuita, en un futuro de unos seis meses pasará a ser de pago con una suscripción mensual de 20 dólares (15 si hacemos para todo el año). Ese tiempo, el primer cuarto del año que viene, será el momento para que Muse cambie de nombre a su denominación comercial definitiva. Lo que se pretende hasta entonces es que los diseñadores puedan probar la herramienta a la vez que hacen de feedback para Adobe lo que ayudará a mejorar el desempeño general poco a poco. Os dejamos, para terminar, un vídeo explicativo en español para que conozcamos algunos entresijos de la nueva propuesta de Adobe.