Las vídeollamadas o vídeochats, como se quiera llamar a las comunicación a través de vídeo y audio desde dispositivos móviles, apenas está despegando. A pesar de que tiene mucho tiempo de haberse implementado no fue hasta ahora que se ha venido popularizando del tal modo que una tablet o un smartphone que no cuenten con esta capacidad están en mucha desventaja sobre otros.

Google sabe esto, de hecho, hace meses nos mostraron cómo funcionaban las videollamadas desde una tableta con Android y aunque la idea es buena, el resultado no lo era tanto, ya que, a pesar de que en Google tienen conexiones superiores a la que la mayoría tenemos, el problema provenía del hardware y el software del equipo (entiendase tablet), es decir, la cámara no ayudaba y el cliente de mensajería no daba la talla para mostrar en una pantalla de 10» los granos que tiene en la cara la personas a la que estabas llamando.

En vista de esto, y sabiendo dónde radicaba el problema, en Google se vieron en la obligación de buscar ayuda para poder ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario ahora que el boom es esto de mirarse cara a cara desde cualquier lugar. Desde las «quedadas» (hangouts que la verdad suena mejor), pasando por las vídeollamadas desde Facebook gracias a Skype, hasta las conferencias entre cuatro personas desde iOS o Android gracias Fring; el tema de las vídeollamadas no para de sonar y si hay un momento para mejorar es este.

El salvador inmediato del Google para ofrecer mejor servicio de videollamadas es SRI Technology, un instituto de investigación sin fines de lucro que suministrará un software 2D para estabilizar la imagen enviada en el momento de la vídeollamada y mejorar la calidad y fluidez. Según el comunicado de prensa, el software¨es capaz de llevar al mínimo los movimientos y mantener estable la imagen, como resultado se obtiene una llamada en vídeo bastante fluida y mayor durabilidad de la batería del equipo.

SRI intenta explicar mejor cómo funciona el software:

Al estabilizar el video, el software del SRI compensa el movimiento de escenao y permite que el algoritmo de compresión de vídeo mejore la calidad de imagen utilizando menos bits para codificar el vídeo. Hay un aumento de la eficiencia del dispositivo móvil cuando una imagen se estabiliza antes de la compresión, por lo tanto, se alivia el trabajo del equipo.

No sé son fanáticos del fútbol, pero un ejemplo de lo que intenta hacer Google con el software de SRI es ofrecer una imagen con mayor fluidez comprimiendola antes y enviándola en tiempo real como se ofrece en vivo los partidos de la Copa América 2011. A pesar de que las conexiones son bajas, el vídeo está en constante fluidez y la imagen no se distorsiona.

Foto: Ubergizmo