Si hay una compañía que, gracias a las redes sociales, ha establecido una estupenda relación con sus clientes es Dell, el fabricante de ordenadores. La compañía de Michael Dell es un habitual caso de éxito de cualquier seminario o ponencia sobre comunicación a través de las redes sociales, y es que esta compañía ha ofrece un servicio de atención al cliente, o de ofertas, a través de Twitter, bastante bueno. El CEO de la compañía, al ver el funcionamiento de Google+, ha visto clara las posibilidades de uso de la red social de Google para su compañía: las quedadas podrían ser un estupendo medio de comunicación para su servicio de soporte y atención al cliente.

Michael Dell, que también es usuario de Google+, ha comentado que ha probado las quedadas varias veces y está encantado con su funcionamiento. Tanto es así que el domingo publicó en su perfil una pregunta abierta:

Estoy pensando en usar las quedadas en el mundo de los negocios. ¿Os gustaría poder conectaros con los equipos de ventas y atención al cliente a través de una videoconferencia desde Dell.com?

Lógicamente, todas las respuestas han sido afirmativas y, la verdad, no me extraña porque puede ser un servicio muy interesante que acercaría bastante uno de los servicios menos apreciados por los usuarios y que, en muchas empresas, no cuidan todo lo que deberían. Una relación directa con el cliente, cara a cara, ya sea para resolverle cuestiones técnicas o, simplemente, para contactar con un asesor comercial para resolver dudas sobre un equipo, puede suponer una interesante ventaja y situar en muy buen lugar a tu canal de ventas.

Las quedadas de Google+, además de ser una función muy interesante para los usuarios a nivel particular, desde el punto de vista de las empresas es una línea que puede reportar grandes beneficios a las empresas, lógicamente, la pega está en que, por ahora, Google mantiene cerrada la entrada a las empresas pero si permitiesen perfiles de empresas, al estilo de Facebook, podrían dotar a las empresas de un instrumento muy potente que fomente el acercamiento a los clientes y la conversación entre éstos y las personas que trabajan para tu empresa.

La situación cambia mucho si tratamos con una máquina, o un formulario de contacto, o directamente con una persona. Las quedadas como instrumento para ofrecer un trato personalizado y directo a nuestros clientes, me gusta mucho la idea.