Hace un par de días escribía sobre las películas acerca de la fotografía, y para ser justos creo que también tenemos que hablar de las fotografías acerca de películas.

No es poco común que un set cinematográfico importante cuente también con un fotógrafo que documenta el proceso que ocurre más allá de lo que la pantalla de cine mostrará. Denominada fotografía “Behind the scenes” es en muchas ocasiones una actividad sumamente controlada (ninguno de los actores o participantes pueden sacar fotografías para colecciones personales) y las imágenes son publicadas tiempo después de acabado el film. No hablo de las entrevistas e imágenes cuidadosamente seleccionadas que la prensa del showbiz muestra como adelantos de la película, sino de las imágenes más naturales del equipo de filmación y los actores.

El set puede contar con un fotógrafo o en ocasiones es el mismo director quien saca las fotografías, como la interesante colección de imágenes de Kubrik que era un consumado fotógrafo. En el ejemplo que tenemos aquí vemos a un autoretrato del director con su hija, Jack Nicholson y el equipo de filmación en el set de/ El Resplandor. Hay excelentes imágenes de films clásicos como Nosferatus o King Kong, una fotografía tomada antes de la mejor escena de persecuciones en The french connection, o mostrando a James Dean tan perfecto dentro la pantalla como fuera de esta. Las fotografías revelan a los actores en situaciones naturales y nos acercan a estos personajes.

Uno de los elementos más interesantes de estas fotografías, son las que revelan algunos de los trucos que los especialistas de efectos especiales preparan para la cinta. Hoy en día mucho ha cambiado, una fotografía “Behind the scenes” de una cinta con efectos especiales moderna sólo mostraría superficies pintadas de verde.

Via: Ain’t it cool news