Como ya Julio nos contó una vez, existe una tendencia actualmente, ocasionada en parte por el constante desarrollo de los navegadores que cada vez son más potentes, por la que las aplicaciones web se están poniendo a la altura de las aplicaciones de escritorio de toda la vida y esto es un hecho que vemos en nuestro día a día.

El problema viene en que todas ellas requieren el uso de un navegador que haga de puente entre nosotros y la empresa poseedora del servicio, esto a veces puede desanimar a los usuarios, que prefieren acceder con un solo clic a una app que esté dentro del escritorio, sin tener que abrir un navegador, esperar, introducir la URL, esperar y acabar entrando en la web app en cuestión.

Es por eso que quizás nos guste saber, si no lo conocíamos ya, que existen diversas formas de crear aplicaciones de escritorio a partir de aplicaciones web mediante dos sencillos métodos que vamos a explicar a continuación. Uno se basa en una característica propia de OS X Lion como es Automator (también presente en los pasados OS) y otra es mediante una aplicación externa llamada Fluid.

Analicemos cómo hacer esta conversión con dos casos prácticos, en el primero crearemos una aplicación a partir de la web de AppleWeblog y en el segundo una aplicación para entrar directamente a Google+.

Crear aplicaciones a partir de web apps con Automator

Automator es una magnífica forma de crear flujos de trabajo automatizados en OS X. Los que quieran profundizar en esta herramienta van a disfrutar pues se trata de un programa que garantiza infinitas posibilidades para crear acciones consecutivas en el Mac. Podemos usar esta capacidad de Automator para crear una aplicación a partir de una web.

Pongamos por caso que queremos añadir AppleWeblog a nuestra aplicaciones de escritorio, para ello abrimos Automator y seleccionamos crear una aplicación. En la parte de la izquierda aparecerá todas las acciones posibles y en la derecha habrá un área hacia donde deberemos arrastrar estas acciones. A partir de ahora haremos lo siguiente:

  1. Buscamos la acción llamada Obtener las URL especificadas y la arrastramos al área de la derecha
  2. En esta nueva ventana introducimos la dirección web, en nuestro caso http://appleweblog.com aunque podría ser cualquier otra web que pretendamos convertir en aplicación
  3. Buscamos la acción llamada Abrir sitio web y la arrastramos al Flujo de trabajo, justo debajo de la anterior ventana
  4. Configuramos el aspecto que deseamos que presente la aplicación, en nuestro caso hemos querido usar la versión web habitual en tamaño medio a abrir con Safari
  5. Guardamos la aplicación asignándole nombre, en nuestro caso AppleWeblog

Con esto ya tendríamos creada nuestra app casera para acceder al blog desde un icono del escritorio, desde el dock o desde Launchpad, por ejemplo.

Crear aplicaciones a partir de web apps con Fluid

Este proceso es quizás hasta más sencillo, pues consiste en descargar la aplicación gratuita Fluid e instalarla en nuestro Mac. Una vez hecho, bastará con abrirla e introducir los datos que se nos solicitan.

  • La URL de la aplicación web en cuestión
  • El nombre que queremos darle a la aplicación
  • El icono a usar para esa aplicación que se va a crear

Tras esto se realizará el proceso de conversión y se nos dirá si queremos lanzar la aplicación de forma inmediata. Si asentimos aparecerá la nueva aplicación delante de nosotros dispuesta a ser disfrutada. Como podéis ver, en nuestro caso se ha hecho para crear una aplicación llamada Google+ que se podría convertir perfectamente en un cliente propio para usar esta nueva red social.

Por supuesto es muy sencillo buscar en la web algún icono que pueda ser asignado a esta nueva aplicación, para ello bastará con descargar el icono al Mac y luego arrastrarlo a la sección de icono de Fluid cuando creemos la aplicación.

Esperamos que esta guía os sea de provecho a la hora de crear pequeños clientes propios de webs que usamos con frecuencia.