Sí señores. Se puede. Créanlo o no, pero la realidad es que Apple ha incorporado esta complicada función, tras un estudio de ingeniería avanzada sobre como implementar esta complicada función dentro de su explorador de archivos o Finder.

Pero olvídense de encontrarlo en ningún menú, bien de aplicación, bien emergente. La opción de Cortar y Pegar está bien oculta para evitar un uso inapropiado del mismo. Por eso, lo he descubierto en Mac OS X Hints de MacWorld, aunque olisqueando he sacado algo más que ellos.

Ábranse un Finder, seleccionen los archivos que quieran cortar y pulsen el famoso CMD+C, para marcar para copia. Hasta ahí, todo sencillo. Ahora vayan al lugar donde quieran pegar tras cortar el archivo, y en vez de pulsar el famoso CMD+V que haría un copiar normal de toda la vida, pulsen CMD+OPTION+V. Mágicamente, su archivo se moverá de la ubicación anterior a la nueva.

De hecho, si hemos pulsado CMD+C, vamos a la nueva carpeta en el Finder y pulsamos CMD+OPTION, y abrimos el menú Edición del Finder, veremos que las opciones cambian y tenemos una nueva opción llamada «Trasladar ítem aquí». Incluso veremos que podemos deshacer el traslado y volver a colocar el último fichero movido a su última ubicación.

Sinceramente, estas son las pequeñas cosas que nunca he entendido con respecto a Apple, pero que finalmente hemos conseguido. Teniendo presente que uno de los comandos Unix por excelencia es el «mv» (renombrar, cortar y pegar, todo en un mismo comando) no creo que fuera muy complicado esto, pero a veces Apple insiste en que hagamos las cosas a su manera para, finalmente, admitir que tal vez sea mejor dar también la opción más común para los miles de switchers que ansía convencer.

De hecho, existe otra opción que he descubierto, al pulsar SHIFT+OPTION+CMD, que se llama «Pegar ítem exactamente», cuya función es no modificar las fechas de creación y modificación con la copia. Interesantes incorporaciones a OS X Lion.