La aventura comenzaba hace hoy exactamente diez años, con un mensaje de mensaje del propio Bram en los foros de Yahoo! Groups. Dicho mensaje puede aún consultarse, y básicamente decía lo siguiente:

Mi nueva aplicación, BitTorrent, ya está en funcionamiento, puedes echarle un vistazo aquí: http://bitconjurer.org/BitTorrent/

Veía la luz una nueva herramienta P2P que a lo largo de los años ha cosechado un éxito increíble del que estamos seguros Bram Cohen podría haber imaginado, y que ha llegado a convertirse en una de las formas más populares y eficientes de compartir y descargar contenidos. Y es que esa aplicación de la que hablaba su creador utilizaba además un protocolo que hoy en día es usado por cientos de aplicaciones y herramientas.

Pero éste éxito tardaría en llegar. Si bien el programa iba ganando progresivamente adeptos, gracias a artículos publicados por ejemplo en Slashdot, con los que cada vez más gente se molestaba en descubrir que era, no fue hasta 2004 cuando el negocio comenzó a despegar, con la fundación de la empresa BitTorrent Inc. precisamente con el fin de ayudar a crecer a ésta nueva forma de intercambiar archivos y al protocolo del mismo nombre. Dos años más tarde, en 2006, la empresa se hizo con otro programa que contribuyó a hacer BitTorrent más popular.

Clientes

Son cientos los clientes BitTorrent que hoy en día pueden encontrarse, aunque he querido seleccionar unos cuantos y hablaros de ellos, ya que creo que también han contribuido a lo que hoy conocemos como BitTorrent, y sin los que el P2P no sería lo mismo.

BitTorrent. El programa original. Con el sencillamente se podían subir y bajar archivos utilizando el protocolo del mismo nombre. Se le conoce sencillamente como BitTorrent, aunque a veces se le puede agregar el sufijo Mainline, que fue uno de los nombres clave cuando el proyecto estaba en fase de desarrollo. Actualmente en su versión 7 y con la beta 8 ya disponible, BitTorrent sigue siendo uno de los dos clientes más utilizados, y dispone de versiones para prácticamente todos los sistemas operativos del mercado.

µTorrent. También conocido como micro-Torrent, o sencillamente como uTorrent, se trata del programa que BitTorrent, Inc. adquirió en 2006, y que contribuyó a popularizar aún más el protocolo BitTorrent. Las razones son obvias: ésta aplicación ofrece un cliente completo desde el cual se pueden crear archivos BitTorrent y descargar contenido, y además de ser totalmente portable, pesa muy poco. Todas éstas características hicieron que sirviera como base para su padre, BitTorrent, que desde su versión 6 utiliza parte del código fuente.

Azureus / Vuze. Azureus fue el primer programa BitTorrent que probé. Vio la luz allá por el año 2003 y rápidamente pasó a convertirse en uno de los clientes más populares. Fácilmente reconocible por su icono, que represena una rana venenosa, que es además de donde procede el nombre, sus mayores bazas eran la simplicidad de su interfaz y del uso. Desde 2006, cuando clientes como uTorrent ya le habían comido terreno, pasó a llamarse Vuze, y supuso un intento de hacer el cliente más social, sin duda una buena idea ya que es una de las máximas del P2P. A día de hoy, sigue siendo uno de los clientes más utilizados.

LimeWire. Fue un cliente escrito en Java y distribuido para los tres grandes sistemas operativos: Windows, Linux y Mac OS X. Los que entren en su página web se quedarán sorprendidos al ver que la compañía se encuentra en procesos legales,y el cliente ya no puede descargarse debido a la orden que pesa sobre él, y es que finalmente los creadores pactaron una indemnización a la RIAA para compensar a las discográficas por las descargas ilegales. Una lástima.

BitComet. Cliente para Windows que combina un interesante gestor de descargas y toda la potencia de BitTorrent. Con él es posible realizar varias tareas a la vez, y además incluye un buscador desde el que podemos encontrar contenido para descargar directamente. En las últimas versiones se han ido incorporando interesantes novedades, y se puede decir que a día de hoy es un cliente muy completo.

Protocolo

Lo que diferencia a los clientes que hemos visto en la sección anterior y el resto que se quedan en el tintero del resto de programas P2P del mercado es la utilización del protocolo BitTorrent.

Basado en software libre, Bram Cohen lo creó con la idea de mejorar las transferencias de largos archivos de datos, que en otras redes y protocolos como eDonkey no eran del todo óptimas ya que el ancho de banda se veía muy afectado. La principal diferencia es que en BitTorrent los clientes se conectan para subir y bajar información de cada punto al mismo tiempo, poniendo a disposición de otros clientes las partes que ya poseemos y descongestionando la red. Con esto conseguimos que incluso personas que no dispongan de un gran ancho de banda contribuyan en la transferencia de datos sin ver afectada su propia velocidad de descarga.

A continuación vemos un video que Bram Cohen ha grabado para la ocasión, que recojo de TF, y donde el creador de éste protocolo nos cuenta cuales son, a su modo de ver, algunos de los puntos fuertes y débiles de su creación:

Números

Los números alrededor de BitTorrent son impresionantes. Para que os hagáis una idea, os descubro unos cuantos datos que seguro encontrareis interesantes:

  • El protocolo BitTorrent es responsable del 27% al 55% del tráfico total de Internet. Son datos de febrero de 2009.

  • Cada día se descargan 400.000 copias de uTorrent y BitTorrent

  • Dichos programas superan los 100 millones de usuarios mensuales. Os lo contábamos a principios de año. uTorrent y BitTorrent no sólo llegan a los 100 millones de usuarios mensuales, sino que son usados diariamente por más de 20 millones de personas de 220 países diferentes. Los números siguen creciendo a un ritmo vertiginoso, y es que hace sólo un año la base de usuarios era de aproximadamente la mitad. ¿Serán dichos clientes utilizados por 200 millones de personas en 2012?

Futuro

Éstos son los datos de BitTorrent hoy, ¿pero y mañana? El futuro del protocolo cuenta con grandes ideas que hacen que éste sea muy prometedor, y vaya a girar en torno al streaming de contenidos. El propio Bram Cohen busca revolucionar de nuevo el P2P con su nueva propuesta: el streaming de contenidos a través del P2P, algo que ya podemos disfrutar con Tribler.

Tribler no sólo nos da la posibilidad de hacer streaming casi instantáneo de contenidos, sino que ofrece la funcionalidad de intercambiar archivos sin necesidad de que exista un servidor central que gestione transferencias o los propios archivos.

Aún así, Cohen asegura que volverá a revolucionar la industria debido a la eficiencia de su nuevo protocolo. Después de ver todo lo que él y BitTorrent han conseguido, servidor apuesta a que sin duda lo hará. Mientras tanto podemos disfrutar del tercer cliente oficial de BitTorrent Inc, el llamado Proyecto Chrysalis, del que se puede descargar una beta y que ofrece toda la potencia del protocolo actual, disfrutable a través de un programa que tiene una interfaz muy sencilla e intuitiva.

¿Acabará absorbiendo éste Chrysalis las características de streaming y descentralización de las que hablaba Cohen?