A la hora de llevar la cámara colgada al cuello, fuera de la bolsa, habitualmente terminamos cansados de tener que soportar el peso de la cámara y la lente. El otro día tuve que estar de pie apenas una hora con la cámara y un teleobjetivo algo pesado y a los 15 minutos ya sentía bastante fatiga en el cuello. Si a esto le sumas el tener que llevar también colgada la bolsa con el resto de tu equipo, puedes terminar teniendo incluso problemas de espalda.

El secreto para evitar esto es repartir mejor el peso. Uno de los mejores sistemas que existen para esto hace que la correa pase por un hombro y por debajo de la axila opuesta, de esta forma el peso de la cámara se reparte mejor y no tira hacia abajo solo del cuello. Este tipo de sistema existen de hace tiempo y están a la venta por un precio la verdad que bastante caro en mi opinión.

Ahora, a través de KickStarter, una plataforma de financiación de proyectos, nos llega Lens Loop. Su creador, Vadim Gordin, propone utilizar cinturones de seguridad de coches reciclados, aprovechando su gran resistencia, durabilidad y la facilidad con la que se pueden ajustar para crear correas para la cámara. Me parece una propuesta muy original e innovadora y al verdad es que me he enamorado de su simpleza y funcionalidad nada más verlo. Podéis apoyar el proyecto en su página de KickStarter, donde también encontrareis un vídeo explicativo. Además, podéis ver un manual paso a paso de como elaborarlo en una colaboración de Gordin con PetaPixel.