¿No tienes una cámara reflex profesional? ¿No te alcanza el dinero para una compacta decente? Eso no quiere decir que no puedas realizar buenas fotos o incluso ganar un concurso de fotografía. Una cámara reflex te dará cierta flexibilidad y versatilidad única para tomar fotografías, pero cualquier cámara de juguete cumple la misma función: tomar fotografías.

Este es el principio del concurso Krappy Kamera Competition (algo así como la Competición de la Cámara de Porquería). En vez de utilizar cámaras que cuestan 4 o 5 veces tu sueldo, decidieron darle una oportunidad a las cámaras de juguete o alternativas, creando un concurso en el que solo podían participar las imágenes lo-fi. La idea surgió de la mano de Sandra Carrion en 1992 tras varias reuniones con fotógrafos que preferían las cámaras baratas a las de alto rendimiento. Tras algunas idas y vueltas el primer KKC surgió en 1997 con Sandra como Koordinator of Krap.

La ultima competición tuvo lugar este año, la versión numero 13 del concurso, y los resultados tienen todo ese aire lomografico que tanto nos gusta. Colores muy saturados, viñeteados muy profundos y enfoques extremadamente suaves abundan entre las imágenes ganadoras del concurso y eso no significa que sean de baja calidad.

Si tras visitar la exposición virtual te has quedado con ganas de mas, no dejes de visitar la galería de los ganadores del año 2010, 2009 y 2008, de seguro te darán ganas de comprar una Lomo.