Como buen geek que soy, a la hora de adquirir un electrodoméstico siempre busco el más bizarro que encuentre. Si de comprar un tostador se trata, para nada escogeré un aburrido modelo clásico de dos botones, sino que optaré por la opción que más se parezca al cuadro de mandos de la Enterprise. No hablemos ya si la tostadora se conecta a Internet para avisarte desde al ordenador cuando el pan hayan alcanzado el punto de tueste deseado.

Sinceramente, no sé si algo así existe, pero aquí tenéis a alguien que lo compraría (incomprensiblemente) sin dudar. Aplicad lo mismo a lavadoras, hornos o batidoras y os haréis una idea del tipo de utensilios que pueblan mi cocina.

Por eso, al saber que Samsung se ha sacado de la manga un frigorífico con panel táctil de 8 pulgadas y unas cuantas apps, parte de mí ha deseado la circunstancial avería del que tengo en casa.

Apodado insustancialmente Samsung LCD Refrigerator, cuenta con ocho aplicaciones para uso y disfrute de los cocineros de la casa: Anotaciones, Fotos, Epicurious, Calendario, WhaterBug, Associated Press News, Pandora y Twitter.

En el caso de las notas, quizás la más útil de todas, podemos escribirlas con el teclado táctil integrado en la UI o bien a través del pertinente stylus, que también podremos usar para recordar citas importantes en el calendario.

Interesante la posibilidad de transferir nuestras fotografías desde cualquier dispositivo WiFi compatible, de tal modo que éstas se reproduzcan en bucle cuando el panel se encuentre en espera.

Menos sentido tienen la aplicación informativa y la climatológica, aunque nunca estén de más. Igual le ocurre a Pandora y Twitter que, nos dice CrunchGear, resultan apps de sólo lectura, en las que no podemos ni modificar nuestras listas ni escribir o responder tweets. En cualquier caso, eso de cocinar o lavar platos a ritmo frigorífico es una excelente idea.

Y ahora las críticas. La idea es genial, pero se ha quedado corta. No quiero un frigorífico con ocho aplicaciones cual calculadora de feria todo en uno, quiero un frigorífico con Android (éste prescinde de él, aunque la interfaz parezca una derivación) que me permita instalar cuantas aplicaciones del Market quiera.

Quiero poder jugar a Angry Birds desde esa incómoda pantalla por el simple hecho de poder venir aquí y escribir lo incómodo y absurdo que reuslta. Quiero una cámara interna que fotografíe el contenido de mi nevera sin abrirla para posteriormente tuitear la instantánea desde el frigorífico y que éste emita soniditos a cada carcajeante reply en consecuencia.

Ya que uno paga entre $2,699 y $3,499 por uno de estos electrodomésticos, que mínimo que un sistema operativo completo. Es más, que le integren una Galaxy Tab 10.1 y se viene para casa.

Por cierto, mi tostador no tiene WiFi, pero va cambiando de color conforme se hacen las tostadas…