Pasó ya mucho tiempo desde que WikiLeaks era el tema del momento, ya sea por la propia difusión de los cables diplomáticos o la detención de su fundador, Julian Assange. Pero en plena época donde las noticias sobre hackers están a la orden del día, parece que la historia resurgió aunque sea por un momento, debido a un nuevo ataque DDoS contra Mastercard.

Durante el día de ayer, fue imposible acceder al sitio o sus páginas cargaron con lentitud, algo que confirmó la propia compañía de tarjetas de crédito a través de un comunicado, donde también indicó que no se obtuvieron datos de sus clientes. A la hora de explicar las causas, se encargó de atribuirlas a problemas con su proveedor de servicios de Internet, aunque un hacker se atribuyó la autoría de este hecho.

Según explicó ibomhacktivist en su cuenta de Twitter, esto se debe a la decisión de cortar una importante fuente de financiamiento de WikiLeaks, tomada por la empresa en diciembre. Como represalia, en su momento ocurrió un ataque similar, impulsado por el movimiento Anonymous.

Sin dudas, es llamativo que esto ocurra tantos meses después, pero para The Register la explicación puede estar en las reorganizaciones que hubo entre los grupos de hackers. Con el cierre del ciclo de LulzSec ocurrido este fin de semana, los hacktivistas estarían divididos en dos bandos: Anonymous, los ex-integrantes de LulzSec, TeaMp0isoN y ahora se suma ibomhacktivist. En el extremo opuesto, encontramos a Th3J35ter y otros que rechazan las acciones de WikiLeaks.

Así las cosas, parece más una muestra de poder entre dos facciones que una verdadera iniciativa con un fin específico, como las que ya vimos en más de una ocasión. De todas maneras, queda claro que en este mundo, nada se olvida.