En febrero HTC anunciaba que si actualizaría a los Desire de primera generación, lamentablemente el día de hoy a través de su página de Facebook  de Reino Unido, han confirmado lo que muchos temían cuando veían pasar los días y no se sabía nada acerca de esta supuesta actualización, el HTC Desire no se actualizará a Android Gingerbread.

En esta página se puede ver el siguiente mensaje:

Nuestros equipos de ingenieros han estado trabajando duro en los últimos meses para encontrar una manera de traer Gingerbread al Desire de HTC , sin comprometer la experiencia HTC Sense. Sin embargo, sentimos anunciar que nos hemos visto obligados a aceptar que no hay memoria suficiente para permitir llevar Gingerbread y HTC Sense al Desire.

Cuando se refieren a que «no hay suficiente memoria«, están hablando de la memoria ROM, ya que la memoria RAM hay y de sobra. Aquí es donde comienza el debate de nuevo sobre las interfaces propietarias, si vale la pena el sacrificar las actualizaciones por una «mejor» interfaz de usuario, en este caso, la que más partidarios tiene y una de las mejores interfaces creadas por los fabricantes, HTC Sense.

Normalmente estas capas que se agregan a Android, son responsables del retraso en las actualizaciones, ya que requiere cierto tiempo para la adaptación de las nuevas versiones de Android a su interfaz y que ambos tengan un correcto funcionamiento, aún así, algunas veces el rendimiento no es el más optimo, como al parecer sucedió en este caso y los taiwaneses prefirieron sacrificar a Gingerbread que recibir quejas sobre un pobre funcionamiento del Desire.

Es realmente triste ver como móviles exitosos y con una gran cantidad de usuarios, sean abandonados a pesar de que se les había prometido dicha actualización. Sin embargo es momento para voltear hacia las ROM’s modificadas, como es el caso de CyanogenMod, donde el HTC Desire seguirá teniendo soporte por un largo tiempo, con un rendimiento más que estable.

Vía: Androidpolice

Actualización del 15/06/2011: Hace pocos momentos, la propia HTC ha comunicado un cambio radical respecto a esta postura que tantas críticas había despertado. Finalmente, mediante la página de Facebook de HTC UK y en su cuenta oficial de Twitter, se confirma que sí habrá actualización para nuestras antiguas pero aún muy funcionales Desire:

> “Contrary to what we said earlier, we are going to bring Gingerbread to HTC Desire.”

Traduciendo: Al contrario de lo que dijimos anteriormente, vamos a traer Gingerbread al HTC Desire.

Curioso este cambio de 180º de política en menos de 24 horas. ¿Dónde queda ahora esa argumentada falta de memoria del terminal para poder gestionar Gingerbread? Mejor no preguntar…

Oriol Solé