Hace ya mucho tiempo que la relación entre Google y China no es la mejor, a raíz de la fuerte censura que sufren los habitantes de dicho país. Mientras que los primeros conflictos estuvieron relacionados con el buscador, ahora todas las miradas están puestas en el correo electrónico, porque un grupo de hackers aparentemente chinos, robó las claves de acceso a Gmail de miles de usuarios.

De acuerdo con los informes de la compañía, los principales afectados son oficiales de los gobiernos de los Estados Unidos y Corea del Sur, además de activistas políticos chinos.

Por ese motivo, se cree que el ataque no está dirigido necesariamente al servicio de webmail, sino específicamente a las víctimas de dichas acciones. Y la teoría se sustenta en que la técnica utilizada fue spear phishing, es decir que enviaron mails fraudulentos, los cuales ofrecían una supuesta información relacionada con sus actividades. Al pulsar sobre un enlace, se les mostraba una pantalla falsa para iniciar sesión en Gmail, donde ocurría el robo de las contraseñas.

Como Google pudo determinar que el ataque coordinado proviene del poblado de Jinan en China, estima que existe cierta ayuda gubernamental, aún cuando no hay pruebas de ello. El motivo es que se trata de un método bastante sofisticado y dirigido a personas específicas, algo que no hablaría de un interés monetario como objetivo principal.

La noticia llega en la misma semana que se supo de la existencia del cibercomando chino, conocido como Ejército Azul, mientras que el Pentágono considera catalogar el hacking como acto de guerra. Por eso, parece que apenas estamos ante el principio de la historia…

Imagen: Enrique Dans