La agenda de Steve Jobs parece estar bastante cargada esta semana, pues tan sólo un día después de la keynote que daba comienzo a la conferencia de desarrolladores WWDC 2011, ha hecho su aparición también en el municipio de Cupertino, ante el Ayuntamiento de la ciudad, para poder presentar ante las autoridades locales su proyecto de nuevo campus para las necesidades de la empresa de la manzana.

Como ya recordaréis si seguís el blog con asiduidad, Apple adquirió hace pocos meses las instalaciones del antiguo campus de HP situado no muy lejos de Infinite Loop, la dirección de los cuarteles generales de la manzana. Poco después de ello, también os informamos que al parecer Norman Foster estaría detrás del diseño del nuevo Campus que derribaría los edificios existentes para crear un moderno y atractivo campus “al estilo Apple”.

Pues bien, tras la presentación de Jobs de ahora ya se revelan bastantes detalles sobre la forma y el funcionamiento del nuevo edificio. Como podéis ver en el vídeo y en las imágenes que os dejamos más abajo, el campus estará formado casi en exclusiva por un gigantesco edificio con forma de nave espacial (en palabras de Jobs) o nave nodriza que dará acogida a 12.000 empleados, una cantidad que puede parecernos impresionante pero que está dentro de las necesidades actuales de la empresa, que se ve obligada a alquilar edificios colindantes para dar espacio a 6.700 empleados que no tienen espacio de trabajo en la central.

¿Y qué se ha sabido de este nuevo edificio? En principio, Jobs asegura en el vídeo que grandes diseñadores y arquitectos están trabajando en él (supongo que esto hace referencia a Norman Foster). Además, menciona que van a portar a este caso concreto la experiencia adquirida durante estos años en hacer tiendas Apple Retail Stores por todo el mundo, es por ello que la construcción está repleta de cristal. Por cierto, sobre estos enormes cristales que se pueden apreciar en el vídeo, Steve ha comentado que no habrá ni un sólo cristal recto, todos son curvos para satisfacer el diseño curvado del conjunto arquitectónico.

Por otra parte el parking estará situado en el sótano, es decir bajo tierra para no afear la preciosa vista y todas las instalaciones serán autosuficientes en lo relativo a la energía (recordad que esto también lo dijimos en nuestro post “Ciudad de Apple”). La energía escogida es el gas natural por eficiente y barato, así como otras fuentes no reveladas.

La verdad, parece asombroso, por eso no es difícil imaginar esa gran cafetería que Steve Jobs describe, que podrá acoger a tres mil empleados sentados o un enorme auditorio para presentaciones que elimine la necesidad de desplazarse a San Francisco, al Moscone Center, para hacer las conferencia y eventos como el del lunes.

Por último Apple ha pensado mucho en las áreas verdes, pues planean dotar al lugar de 6.000 árboles (a diferencia de los 3.700 actuales) lo que haría que las áreas verdes pasasen de ser el 20% del total de suelo al 80% en el futuro. Me parece un proyecto bestial y es tan sólo el comienzo. Habiendo escuchado a Jobs decir que pretende que el lugar se convierta en un sitio de visita obligada para los estudiantes y amantes de la arquitectura, nos podemos imaginar el derroche de ideas innovadoras que se van a dar cita en este nuevo campus, un campus que comparado con el horrible y anticuado campus de HP, realmente parece una estructura alienígena.