Aunque suene a chiste la historia ha sido publicada en el New York Times. El FBI llevó a cabo hace unas horas una redada en los data center de DigitalOne. El resultado, tres caja y una sustracción por error del servidor que ha dejado offline a la red de Curbed en Nueva York (Instapaper entre otros). Al parecer, la razón de la redada es la búsqueda de información sobre los miembros de Lulzsec.

Al parecer y según cuenta el diario, la agencia no respondió a ninguna pregunta al entrar en el local. Tras la caída, muchos clientes de DigitalOne han reportado el problema, a lo que el director ejecutivo informó con el siguiente correo electrónico:

Este problema ha sido originado por el FBI, no por nuestra empresa. En la pasada noche, el FBI tomó tres cajas conectadas, posiblemente incluyendo el servidor. Seguramente el FBI sólo estaba interesado en uno de nuestros clientes, pero finalmente han tomado los servidores utilizados por decenas de miles de nuestros clientes.

La actitud del FBI ha sido muy poco profesional. Ahora no podemos reiniciar nuestros propios servidores, por esta razón nos encontramos offline y no tenemos soporte

En estos momentos desde DigitaOne continúan sin conexión y no saben si podrán arreglarlo para este miércoles. El diario se ha puesto en contacto con un funcionario de la agencia y le ha confirmado que la acción va encaminada a la investigación sobre el paradero de miembros de Lulzsec.

Curbed lleva entre sus clientes a toda una red de blogs populares en el país así como las páginas de grandes cadenas de restaurantes o el popular servicio de Instapaper. Creo que nos encontramos ante una de esas situaciones en la que el el apelativo de «Intelligence» quizá queda demasiado grande…