Twitter es una herramienta genial para mostrar lo que pasa al instante en el mundo, no sólo contándolo en 140 caracteres, sino también compartiendo imágenes y vídeos sobre distintos acontecimientos. El problema es que, al no contar con una forma práctica de indicar qué tipo de licencia otorgamos sobre nuestros contenidos, muchas veces se ha prestado a abusos. Por eso Twitpic, uno de los servicios más utilizados para subir fotos y material audiovisual, ha decidido dejar las cosas bien claras en sus términos de servicio.

Con los últimos cambios, se especifica que «los derechos de todo el contenido subido a Twitpic pertenecen a sus respectivos dueños». Y, al mismo tiempo, se autoriza a usar y distribuir el material a través de Twitpic.com o sus afiliados. Un ejemplo de esto puede ser la previsualización de Twitter.

¿Qué ocurre si deseamos revocar la licencia? Basta con eliminar el material del sitio, que dejará de estar disponible «en un tiempo comercialmente razonable». Eso sí: en caso de que Twitpic otorgue autorización a sus socios para reproducir los contenidos, la misma podría continuar pese a la revocación.

Todos estos datos, que quizás no desvelan a quienes solamente publican las fotografías de sus vacaciones, sí resultan importantes para los fotógrafos profesionales. De esta manera, se garantizan el mantener el copyright de sus trabajos y hasta la posibilidad de cobrar a quien desee reproducirlo. Esto no ocurre en todos los casos, ya que hay compañías a las cuales transferimos la totalidad de los derechos, sin poder efectuar un reclamo posterior.

Por eso, aunque esta noticia se refiere específicamente a Twitpic, debe dejarnos la lección de echar siempre un vistazo a los términos de uso. Ya sea que utilicemos el sitio en cuestión por simple ocio o para trabajar, es mejor saber de antemano qué se hará con nuestra información, para no llevarnos sorpresas cuando ya sea tarde.