Spotify sigue cambiando su modelo de negocio en vistas a sobrevivir y hacerse con el trono en el cada vez más duro negocio de la música en streaming. Los nuevos servicios se multiplican y las grandes discográficas se toman más en serio lo que ya saben que es el nuevo modelo. De hecho la propia Spotify anunció hace poco su próximo lanzamiento en tierras estadounidenses, lo que confirmaría que la empresa ha cerrado o estaría a punto de cerrar los contratos con las 4 grandes discográficas: EMI, Universal, Warner y Sony BGM.

Esta misma mañana Spotify ha anunciado ni más ni menos que su propia tienda musical y su versión iPod en un movimiento con el que parece plantar cara al todopoderoso iTunes ofreciendo una alternativa.

Hasta ahora la aplicación móvil solo se podía disfrutar mediante una suscripción Premium, lo que además daba opción a acceder a las listas de reproducción de manera offline, pero tras el anuncio, esta nueva versión permite a los usuarios que no tienen una suscripción acceder a una librería en la que se pueden encontrar millones de canciones a precios más competitivos que los de Apple.

La utilización de la app se extiende también para usuarios de Android, que podrán utilizarla de manera offline independientemente de que sean usuarios Premium o no.

Spotify ofrece así una aplicación en la que además podemos importar nuestra colección personal de música, llamándonos a que utilicemos el servicio como una plataforma única para gestionar toda nuestra música, incluyendo nuestra colección, posibles nuevas adquisiciones, y acceso a hacer streaming en caso de que seamos suscriptores.