El sitio web de la PBS, una de las cadenas de la televisión pública estadounidense, ha sido hackeado, parece ser que en respuesta a uno de los últimos episodios de Frontline, el cual se centraba en WikiLeaks y más concretamente en el caso Bradley Manning, soldado que filtró a la organización una cantidad considerable de documentos confidenciales. Bajo el nombre de WikiSecrets, el episodio fue visto por muchos espectadores como un ataque a WikiLeaks, enfocando su guión de una forma totalmente injusta.

Frontline –que traducido sería algo así como Primera Línea— es un programa de televisión que cuenta temas de actualidad a modo de documental, y que lleva emitiéndose en la PBS desde enero de 1983. Con numerosos galardones a sus espaldas, se trata de un programa que con sus más y sus menos goza de una caché bastante respetable.

Pues bien, parece ser que el autor del hack no es otro que el grupo hacker LulzSec, del que ya os hablaba la semana pasada y que también se atribuía el reciente ataque contra una de las webs de Sony Music Japan, dejando aún más en evidencia al gigante nipón Sony.

Saludos, Internets. Acabamos de finalizar el visionado de WikiSecrets, y nos ha dejado, cuanto menos, impresionados. Hemos decidido navegar con nuestro barco hasta los servidores de la PBS para ojear un poco más

Aunque el objetivo principal del grupo era atacar la página de Frontline, la información comprometida se encontraba en los propios servidores de PBS, y se ha tenido acceso a detalles de la base de datos incluyendo logins de acceso no sólo de la PBS sino de personal externo y clientes que tenían acceso al sistema.

¿Las consecuencias del ataque? Bueno, además de la explosición de los datos de la PBS –de los cuales varias contraseñas fueron publicadas en Twitter–, el grupo LulzSec se las apañó para colgar varias historias falsas en el sitio web, entre las que destacaba una noticia que aseguraba que el rapero Tupac Shakur estaba vivo y vivía en Nueva Zelanda. Un owned en toda regla.