Google está apostando por cambiar las cosas con la llegada de HTML5; WebM, un códec de vídeo optimizado para web que Google pretende extender, básicamente porque es libre y, así, desterrar el privativo H.264 y, por otro lado, WebP, un nuevo formato de imágenes optimizado para web y con el que Google pretende disminuir el tiempo de carga de las páginas gracias a su mayor tasa de compresión. Cuando se lanzó, en el pasado mes de octubre, ningún navegador incluía soporte para este nuevo formato de imagen y, claro está, sin soporte no tiene sentido usarlo, tesis por la que ha optado Mozilla que href=”http://arstechnica.com/open-source/news/2011/05/mozilla-rejects-webp-image-format-google-adds-it-to-picasa.ars”>ha decidido no dar soporte a este nuevo formato de imagen en Firefox.

A pesar de que WebP ofrece una compresión con la que recortar el 39% del tamaño de las imágenes, Mozilla ha decidido no dar soporte a este formato y, prácticamente, se ha coronado como uno de sus más firmes detractores. Si tenemos en cuenta el problema de WebM / H.264, lógicamente, la existencia de WebM es una ventaja que puede ahorrar futuros problemas de royalties y que, por tanto, el hecho de dar soporte puede suponer una inversión rentable de esfuerzos; sin embargo, al trasladar esta situación entre las imágenes, WebP tan sólo ofrece una reducción del peso de las imágenes y, Mozilla, no ve que esto sea un ahorro como para trabajar en darle soporte por ahora.

Curiosamente, a día de hoy, tan solo Opera soporta de manera nativa este formato de imagen y Chrome, el navegador de Google, lo tiene previsto para su próxima versión, la 12. Así que para incentivar un poco el uso de este formato y, de paso, intentar que los desarrolladores más reticentes apuesten por este formato y lo incluyan en sus navegadores, Google ha decidido dar soporte en sus aplicaciones como Gmail o Picasa, además de incluir su uso en Google Instant Previews, que pasa a utilizar imágenes en WebP para que carguen mucho más rápido.

Posiblemente la adopción de WebP sea un asunto demasiado nuevo como para que se intente adoptar de manera masiva y pretender que la gente de Mozilla lo adopte de inmediato, supongo que necesitará su rodaje y unas pruebas reales que permitan a los desarrolladores comprobar que todas estas ventajas, con respecto a tiempos de carga, son reales y, sobre todo, útiles. Ese será el momento para evaluar la necesidad de su soporte pero, por ahora, no deja de ser algo demasiado novedoso y con cosas que demostrar.