De manos de nuestra compañera María Coutinho de MonkeyZen descubrimos al fotografía de una autora increible. Se trata de Sofía Ajram, cuyas fotos se caracterizan por ser más magia que fotografía, o así es al menos como lo define María. Ella nos cuenta que tenía una de las fotos de esta autora como fondo de pantalla y que soprendentemente se encontró con la misma foto en uno de los blogs que visita con regularidad.

El haber nacido en Aurora, un pueblo de Canadá, bastante aislado o como se suele decir «en medio de la nada», llevó a Sofía Ajram a desarrollar su particular estilo, a partir del interés que el silencio, el paisaje y el entorno gélido en que vivía le causaron por el mundo de la magia y las ciencias ocultas. Un mundo que después comenzó a plasmar en fotografías como las que acompañan estas líneas.

Personalmente, me cuesta analizar las fotografías de esta autora sin cierto miedo a meter la pata, pues no hay duda de que se trata de un estilo y una forma de trabajar bastante diferente a la tradicional. Por esto, no creo que puedan tratarse de la misma forma. No obstante, solo hay que ver las tomas para darse cuenta de que por lo general utiliza composiciones centradas en sus retratos, en los que la protagonista siempre es una chica y en la que todo el interés lo tienen las luces, las formas y las historias que estas nos cuentan. Es un trabajo que recuerda ligeramente al de Alex Stoddard.

Este caso es uno de esos en los que el contenido es tan cautivador y descriptivo que parece que lo demás no importa. La verdad es que al ver las fotos he comprendido a la perfección la fascinación de mi compañera por el trabajo de Sofía Ajram. Son mucho más que simples fotografías. Cada una consigue transportarte a un mundo diferente, creado a partir de los sueños lúcidos y las pesadillas vívidas de una autora para la que la oscuridad y la belleza de lo oculto son lo más importante. Podeis ver algunas fotos más en MonkeyZen.