Hay un gran debate en la fotografía sobre el uso de las cámaras lomográficas. Por un lado están los que piensas que la fotografía debe ir cada vez a más, que hay que seguir avanzando por obtener una calidad extrema en la que no se escape ni el más mínimo detalles. Por otro lado están los que siguen pensando que la fotografía es algo más que resolución y retoque digital.

Personalmente creo que está bien continuar evolucionando las cámaras digitales para obtener cada vez más calidad, pero también pienso que no todo es el digital y que se pueden hacer cosas realmente interesantes y con una gran belleza como las cámaras lomográficas. A fin de cuentas, una misma cosa se puede hacer de muchas maneras y todo termina siendo siempre cuestión de gustos, y por tanto algo totalmente subjetivo.

En este contexto, creo que el hecho de que se vendan cámaras lomográficas, y lo que es más, que se les de uso, es algo estupendo. Es aquí donde toca hablar de Holga, una camarita analógica de la que ya hemos hablado con anterioridad en ALTFoto.

Es una cámara que ofrece unas posibilidades increíbles y que nos permite influir en el proceso fotográfico mucho más de lo que nos permite cualquier otra cámara que encontremos por ese precio. Esa es quizá la parte que a mi más me gusta de la lomografía. No es algo tan serio como lo que estamos acostumbrados en las cámaras digitales, tan delicadas y sofisticadas.

Con la Holga podemos hacer dobles o triples exposiciones, utilizar tanto película de formato medio como de 35mm (aunque para esto último tendremos que adaptarla ligeramente. Pero el hecho es que todo es muy manual y manipulable, podemos utilizar trozos de cartulina negra para modificar el interior de la cámara y hacer marcos y otras muchas cosas.

Con todo esto, aprenderemos mucho sobre cómo funcionan las cámaras fotográficas. El funcionamiento sencillo y eficaz de un sistema totalmente analógico cuyo únicos motores son la luz y nuestros dedos, cuando los utilizamos para enrollar la película. Por todo esto os quiero recomendar que si estáis interesados en la lomografía os hagáis con el pack de iniciación de Holga, el cual incluye la cámara con un flash de diversos colores, libro de instrucciones (realmente divertido, por cierto), un libro interesantísimo sobre la lomografía y la múltiples posibilidades que ofrece, un rollo de cinta aislante negra, algunas piezas de repuesto para la cámara y dependiendo de donde lo compres incluirá o no la película necesaria.

En España se puede comprar en FNAC por un precio de 69€. Comentanos tus experiencias con la lomografía, enseñanos tus fotos o consulta tus dudas en los comentarios.