Si algo nos ha quedado claro en los útimos meses, y aún más tras los dos días de conferencia I/O, es que a Google le gusta y cree que el futuro de los formatos en vídeo pasan por el HTML5 y WebM. Aún así, la compañía no se ha lanzado a dar el paso definitivo y finalmente su nuevo servicio de alquiler para Android, Movie Rental, trabajará únicamente bajo Flash.

Cuando se presentó hace dos días el servicio, que en estos momentos se encuentra activo en Estados Unidos en su versión web de Market y que próximamente será lanzado al resto de dispositivos Android, no se supo cómo venían codificados. The Registrer ha preguntado a la compañía y estos constataron que llevará Flash.

Tres fueron las razones que dieron. En primer lugar porque necesitan que YouTube lleve Flash todavía y no tiene mucho sentido que Android, su “hermano”, lleve HTML5 si necesita del reproductor de YouTube. En segundo lugar porque Flash es necesario para mantener el DRM y así salvaguardar la propiedad de cada usuario y sus vídeos. En tercer lugar, han indicado que HTML5 no funciona aún a la perfección para ciertas herramientas como pueden ser cámaras, acceso de micrófonos o el propio uso de la pantalla completa.

Es decir, que nos encontramos ante una gran contradicción en la empresa, la cual no dudo que desee la implementación del futuro que debe pasar por el estándar, pero que por culpa de otros factores como el DRM, no permite el avance definitivo del HTML5, aún habiendo codificado muchos de sus vídeos ya en WebM y supuestamente haber eliminado el soporte H.264, algo que por lo visto, aún no han llevado a cabo.