En Reino Unido un futbolista ha demandado a Twitter después de que varios usuarios aseguraran que estaba teniendo una aventura con la modelo Imogen Thomas. La noticia la recojo de los foros de Neowin, donde no se especifica el nombre del jugador, aunque buscando un poco en Twitter parece ser que habría sido el equipo de representantes y asesores de Ryan Giggs los que habrían decidido poner una demanda contra la propia Twitter por violación de la privacidad del jugador.

La demanda habría sido establecida en un juzgado londinense el pasado miércoles y podría salir adelante ya que pese a lo increíble de la denuncia, Twitter podría ser la última responsable del contenido twiteado por sus usuarios, y eso es lo que se tendrá que decidir en el juicio.

El futbolista hace así uso de su derecho a demandar al estar cubierto por la legislación vigente en Inglaterra y Gales, la cual permite a las celebridades hacer uso de un tipo especial de orden judicial que prohíbe a los medios de comunicación informar o incluso discutir sobre los detalles de sus vidas privadas sin previo consentimiento.

En los términos de servicio del conocido sitio de microblogging se establece que los usuarios deben utilizar el servicio acorde a las leyes y normas nacionales e internacionales, por lo que los usuarios implicados en la filtración de la información, los cuales son ahora mismo anónimos, podrían ver como Twitter se ve obligada a entregar datos como la dirección IP en caso de que la justicia así lo requiera.

En caso de que Twitter fuera declarado máximo responsable podría tener efectos directos sobre esta y las demás redes sociales, las cuales seguramente se verían obligadas a modificar sus términos de servicio y utilización de cara a evitar posibles demandas. Veremos en que queda todo.