Se ha reportado que Ant Vídeo Downloader, una de las extensiones más famosas de Firefox con más de 7 millones de descargas, realiza un seguimiento de cada sitio que visita el usuario para luego enviarle la información a su desarrollador sin conocimiento del usuario. Un seguimiento que además sucede incluso cuando se encuentra en modo de navegación privada utilizando los servicios de anonimato de Tor.

Simon Newton, desarrollador de aplicaciones, ha sido el que ha dado la voz de alarma al probar como en medio de un diagnóstico de su propia aplicación se lanzó un paquete de sniffer, descubriendo que todas y cada una de las peticiones HTTP que hizo fueran enviadas aun servidor rpc.ant.com.

No sólo eso, después de investigar más, Newton comprobó como los paquetes enviados al servidor podrían fácilmente volver a su equipo con identificador único sin haber cambiado, incluso después de desinstalar el complemento y volverlo a instalar. La única forma que encontró de que Ant Vídeo dejara de identificar el seguimiento fue revirtiendo Firefox a su configuración original e instalar de nuevo el complemento.

Por el momento no se sabe si es un error o realmente se trata de una extensión con algún tipo de fin por parte de su desarrollador. Pensemos que con la misma, el creador de Ant Vídeo puede obtener todo tipo de datos de nuestras visitas a un público potencial de 7 millones de personas. La aplicación se encuentra en estos momentos desactivada.