Vivimos en una época en la que la miniaturización sigue su imparable curso. Y parece que Apple está dispuesta a que cada milímetro cuente en su encarnizada lucha por tener dispositivos más pequeños, más ligeros, más finos. En un diseño tan ajustado es normal que se tome en cuenta cada una de las partes para arañar esos miligramos o milímetros de más. Es por eso que Apple estaría pensando en reducir aún más el tamaño de las tarjetas SIM usadas en el iPhone y el iPad 3G.

La noticia ha sido destapada por la agencia Reuters, una agencia de noticias que puede inspirarnos mucha confianza en este tipo de filtraciones. Reuters tuvo la oportunidad de hablar con Anne Bouverot, la encargada de servicios móviles en la compañía francesa Orange en un reciente evento organizado en París. Esta ejecutiva ha podido asegurar que Apple está buscando un nuevo estándar de tarjeta SIM más pequeña que la actual MicroSIM y para ello la compañía de la manzana se ha dirigido a ETSI (Instituto Europeo de Estándars en las Telecomunicaciones) que engloba a las más grandes empresas proveedoras de telecomunicaciones en el viejo continente y que, como su propio nombre indica, debería dar el visto bueno a este nuevo formato si Apple desea tener el beneplácito de los intermediarios europeos.

¿Significa esto que el próximo iPhone que verá la luz este año ya incorporará este nuevo diseño? Es difícil que esto ocurra, la propia Anne Bouverot ha asegurado que el nuevo formato estaría listo probablemente el año que viene, de modo que sí podría incluirse en el iPhone 6 y el iPad 3 (si me permitís bautizarlos con ese nombre).

Lo que está claro es que se acerca una posible renovación en lo que a tarjetas se refiere y todo hace pensar que Apple sigue apostando por reducir tamaños como una forma de diferenciarse del resto así que preparémonos para iPhones más delgados que una hoja de papel. Es por eso que toda esta noticia tiene su lógica. Sólo hay que recordar que no hace mucho se planteó desde Cupertino integrar totalmente la SIM en el iPhone sin posibilidad de extracción o reposición, algo que precisamente estos proveedores europeos no vieron con buenos ojos obligando a Jobs y los suyos a replantear la estretagia… aquí tenemos el resultado.

Imagen: Gizmología