No hace falta introducir a Angry Birds, uno de los juegos más adictivos, conocidos, y exitosos de los últimos tiempos. Originalmente desarrollado para iOS, actualmente existe en múltiples sistemas operativos y, por qué no, en múltiples formas como de merchandising como juguetes, ropa, protectores para iPhones e iPads, entre muchas otras más. La euforia por este video-juego es tal que incluso los robots ahora estarían dedicándole horas de sus vidas o, por lo menos, esto revela un robot programado especialmente para jugar a Angry Birds.

La responsable del robot gamer es compañía finlandesa OptoFidelity. La verdad detrás de la anécdota es que, por lo general, esta empresa utiliza máquinas con sistemas ópticos de medición para testear pantallas táctiles. Dicho de otro modo, cuentan con todo el equipo y la infraestructura necesaria para poder desarrollar un robot así de particular, con la habilidad de saber apreciar el funcionamiento de Angry Birds. En palabras de sus desarrolladores, el mayor reto fue conseguir que el sistema complete todos los niveles del juego con tres estrellas de puntuación.

Existen una serie de preguntas que son lógicas, quizá lugares comunes, pero que hacen a esta noticia y cuyas respuestas se dejaron entrever en el clip de vídeo: ¿cuál es el siguiente paso?¿Qué se puede hacer con un robot con determinadas características? Salvando las distancias, lo mismo que se hizo en el año 1997 con Deep Blue, y a principios de este año con Watson: hacer que compita contra un humano. De acuerdo con información publicada en el sitio web de OptoFidelity, están planeando desarrollar aún más la aplicación y prepararla para dicho enfrentamiento.

Aún me resulta increíble pensar que un desarrollo nacido en iPod, iPhone, e iPad, haya tenido tanto éxito, que signifique más que un rato de entretenimiento y pase a ser, de algún modo, un ícono pop, una revolución colectiva. ¿Se animan a predecir cuál será el próximo desarrollo en la App Store que tenga el mismo impacto social?

Para finalizar, les dejo un un brevísimo documental sobre la creación de “la máquina de las 3 estrellas en Angry Birds”: