Por si te quedaba alguna duda de la transformación de Nokia gracias a las decisiones de Stephen Elop, Nokia acaba de anunciar que va a transferir ni más ni menos que 3000 desarrolladores de Symbian a la consultora Accenture. Pero es que además, 4000 puestos de trabajo en Nokia desaparecerán, relacionados con Symbian y otras áreas, en otro esfuerzo para que Nokia pueda sobrevivir a esta difícil época que le toca vivir.

Desde que se anunció principios de año la decisión de Nokia de dar la espalda a Symbian como plataforma principal y elegir a Windows Phone 7 como sistema operativo para sus smartphones y terminales de gama media, estaba claro que todo el equipo que actualmente soporta Symbian no es un muy necesario con esta nueva reorganización.

El mayor problema al que se enfrenta ahora Nokia es el de encontrar un hueco entre las marcas de smartphones de gama media-alta/alta, una posición que perdieron por culpa de no saber como reaccionar al lanzamiento del iPhone y de todos los terminales con Android.

Pero ahora Symbian ya no lo va a desarrollar Nokia, pese a que sigue siendo de su propiedad, será otra empresa quien tenga la fuerza de desarrollo. Un poco triste para tantos desarrolladores, pero un paso necesario para que Nokia, de nuevo, vuelva a tener una mejor presencia en el mercado de smartphones.