LibreOffice1

La semana pasada Oracle nos sorprendía a todos con su anuncio-intención de devolver OpenOffice de nuevo a la comunidad, tras la escisión que provocó su intención de pasar a modelos algo más comerciales y la creación de un fork de la suite ofimática, LibreOffice. Muchos esperaban algún movimiento, o alguna declaración, de la Document Foundation, que es la que auspicia el proyecto de LibreOffice, pero nada, no han comentado nada sobre Oracle, eso sí, parece que las cosas marchan y han anunciado que la segunda beta de la versión 3.4 de LibreOffice ya está lista para su descarga.

De hecho, según la planificación de LibreOffice, no tendremos que esperar mucho para poder instalar la versión definitiva de la suite de ofimática ya que se espera que esta versión 3.4 sea liberada a finales del mes de mayo, concretamente el día 31.

Mientras tanto, mucho se está especulando sobre qué pasará con la Document Foundation y LibreOffice tras el anuncio de Oracle. ¿Apoyará Oracle a LibreOffice de la misma manera que ya lo hacen Red Hat o Google? ¿Impulsarán una nueva fundación para el desarrollo de OpenOffice en paralelo a LibreOffice? La gente de LibreOffice, básicamente, están actuando como si nada pasase, es decir, están ignorando por completo este paso atrás de Oracle, lo cual es bastante lógico, y el miércoles lanzaron un post reafirmando el modelo organizativo que habían adoptado, informando de su funcionamiento y, sobre todo, las lecciones que habían aprendido.

Entre las líneas principales que Florian Effenberger expuso en su comunicado, quedaba bastante claro el buen funcionamiento de la fundación y la actividad de la comunidad de desarrolladores, por ejemplo, recibiendo 100 nuevas aplicaciones y mejoras en menos de 24 horas. Por otro lado, comentó un detalle interesante que, además, enlaza muy bien con el asunto de Oracle y el apoyo a OpenOffice, puesto que la Document Foundation estaría recibiendo solicitudes de empresas para colaborar con el proyecto, sin embargo, dejó claro un detalle importante. La fundación distingue entre dos órganos colegiados, por un lado, el consejo de Dirección y, por otro lado, el consejo Asesor:

El consejo de Dirección se elige entre sus representantes, por esos que crearon el proyecto, es decir, la Comunidad. Sin embargo, el consejo Asesor es para aquellos que han realizado donaciones y apoyan económicamente el proyecto, y esos puestos no son elegidos por votación, se eligen en base a las donaciones y, por tanto, a los recursos y al dinero donado. Visto lo acontecido en la historia del proyecto y cómo se han desarrollado las cosas, no queremos un puesto en el consejo de Dirección que provenga de las donaciones. Deberá ser siempre votado por la Comunidad.

En resumidas cuentas, parece que los miembros de la comunidad de LibreOffice han salido escarmentados de la experiencia con OpenOffice y no quieren que los apoyos económicos acaben marcando el rumbo de los desarrollos, de hecho, el representante de la Fundación añadió:

Hemos sufrido la experiencia en la que algunas corporaciones han tenido una gran influencia en los desarrollos gracias a su apoyo económico del proyecto y, ahora, queremos evitar que eso vuelva a ocurrirle a nuestra Comunidad.

Bueno, parece claro que LibreOffice quiere hacer honor a su nombre y quiere ser totalmente libre e independiente de los sponsors, lo cual es bastante lógico después de todo. ¿Cuál será el siguiente paso de Oracle? ¿En qué términos devolverá OpenOffice a la comunidad?