Hasta ahora, el negocio de las ofertas y gangas locales estaba siendo dominado por Groupon. Prácticamente todo el mundo ha recibido, alguna vez, alguna invitación para apuntarse a este servicio de ofertas o, directamente, ha sido beneficiario de alguna a través de un conocido. El caso es que disfrutar de servicios por debajo de su precio de mercado, por un lado, ha revitalizado el negocio en algunas empresas y, por otro lado, Groupon ha sacado una buena tajada. Google, según se comentó en su día, quiso entrar en este negocio e intentó hacerse con Groupon y, luego, pensó en lanzar su propio servicio, Google Offers, cuya beta se lanzó ayer.

Google Offers

Google Offers, que se lanza en una beta circunscrita a la ciudad de Porland y próximamente a Nueva York, Oakland y San Francisco, es un servicio en el que los suscriptores recibirán, en su correo de Gmail, ofertas localizadas en las ciudades a las que el usuario se haya suscrito (pudiéndose suscribir a más de una ciudad). Según indica Google en el primer correo que se recibe, tras la suscripción, los usuarios podrán encontrar ofertas con hasta un 50% de descuento sobre el precio de mercado de los servicios que se oferten.

Hemos lanzado una campaña de marketing invitando a los habitantes de Portland a que se apunten a las pruebas del servicio de Google Offers, para que reciban grandes ofertas directamente en su buzón. Google Offers es una muestra de nuestro empeño en ofrecer nuevos servicios a los usuarios que ayuden a conectar a los negocios y a los consumidores.

¿Podrá Google Offers vencer a Groupon? Teniendo en cuenta que no fue capaz de comprarlo, según cuentan llegó a ofrecer la friolera de seis mil millones de dólares (más de cuatro mil millones de euros), Google Offers entra en escena en un panorama dominado por Groupon que tiene presencia, prácticamente, en todo el mundo y cada vez tiene más seguidores.

Por tanto, Google deberá aunar dos aspectos para intentar catapultar el servicio. Por un lado, necesita crear una rica base de comercios locales que le permitan ofrecer un amplio catálogo de ofertas a los usuarios; de hecho, la beta se ha lanzado en Portland por ser la ciudad en la que se lanzó Google Places for Business y claro, entre Foursquare, Facebook Places o Groupon, Google puede tenerlo un poco complicado porque la competencia en este sector comienza a ser elevada. Por otro lado necesitará usuarios que se apunten al servicio y, sobre todo, adquieran las ofertas; quizás conseguir que se apunten sea fácil, al fin y al cabo es gratuito, pero para conseguir compras deben ofrecer «ofertas que no podamos rechazar» y, claro está, dependen del catálogo de comercios adscritos.

Supongo que cuando pase la fase de pruebas veremos si el servicio tiene éxito y, por tanto, se lanza a más lugares o, simplemente, se queda en eso, un experimento.