Los cambios de última hora parecen ser últimamente una especialidad de Samsung, que después de hacer unas variaciones extremas en sus Galaxy Tab 8.9 y Galaxy Tab 10, ha decidido hacer lo propio con su nuevo smartphone, el Galaxy S II. La firma habría decidido retrasar el lanzamiento del terminal hasta Mayo para otorgarle un pequeño empujón de velocidad en el procesador.

Como ocurre normalmente, la filtración no proviene de la sede central de la compañía, si no de una de sus ramas, en este caso, esta alteración se ha dado a conocer en la página de Facebook de Samsung Estonia, en la que han publicado la noticia. El procesador que integra el Galaxy S II es el Exynos, una CPU de doble núcleo de fabricación propia, que según Samsung ha sido modificado para ofrecer más potencia que la versión original, pasando de 1Ghz, a 1.2Ghz.

El cambio no responde a ningún motivo aparente, pero habiendo sido testigo de los cambios en sus otras lineas de productos, se deduce que Samsung posiblemente quiere darle un último impulso a su nuevo teléfono móvil para convertirlo, como sus anuncios rezan, en el Smartphone Android de doble núcleo más rápido del mercado. A parte del mencionado procesador edual core, Galaxy S II lleva una pantalla Super AMOLED Plus de 4.3 pulgadas, una cámara de fotos trasera de 8 Megapixels capaz de grabar video FullHd 1080p, y una frontal de 2 Megapixels, e incorpora la renovada versión de la interfaz gráfica de Samsung, Touchwiz 4.0, que incorpora algunas novedades muy interesantes en la manera en la que el usuario interactúa con el teléfono

Con este aumento de velocidad, la única amenaza a la que Samsung se enfrentaría en cuanto a hardware se refiere, es el futuro HTC EVO 3D, el portento de la firma Taiwanesa con procesador de doble núcleo de 1.2Ghz fabricado por Qualcomm, que ofrece además de la especial interfaz Sense de HTC, una pantalla capaz de producir imágenes en tres dimensiones sin la necesidad de ningún set de gafas, y una cámara que puede capturar en 3D tanto imágenes estáticas como video. Por precedentes, se podría augurar que el Exynos pueda ser más rápido que el nuevo Snapdragon doble núcleo, como pasara con Hummingbird, procesador integrado en el Samsung Galaxy S, que barre el Snapdragon de 1Ghz que montan una gran cantidad de dispositivos.