Desde hace relativamente poco tiempo para Android no existía un gran juego que usase un gran poder gráfico. Poco a poco, según han ido mejorando los terminales y se han hecho más famosos entre el público general, los desarrolladores ven más importante entrar a esta plataforma. En cuanto a aplicaciones por ahora no hay problema, pero donde Android ha tenido y tiene un gran problema es en los juegos.

Si comparamos los juegos que existen para iOS en cuanto a calidad del juego, gráficos, jugabilidad… no hay comparación con lo que por ahora se ha sacado para Android. Creo que el mayor problema son dos: sin duda alguna el más importante es que lo que se gana en Android Market no tiene nada que ver con lo que se puede ganar con la misma aplicación en App Store de Apple. Pero la segunda que creo ha influido muchísimo en las casas de desarrolladores de juegos móviles, es la poca eficiencia de potencia gráfica en los terminales con Android que hasta ahora se han ido lanzando. No digo que hasta ahora se sacasen terminales con poca potencia gráfica, pero es ahora cuando parece que se empieza a mover.

Y diría que se empieza a mover porque ahora existe un procesador del que si pueden sacar más provecho, ¿es NVIDIA Tegra 2 la respuesta que Android estaba esperando? Gran potencia, consumo limitado y disponible en una serie de terminales con Android tanto en formato smartphone como en formato tablet. ¿Qué más se le puede pedir?

Como ejemplo os propongo el juego Bang Bang Racing, cuya demo podéis ver en el vídeo de arriba. Es el típico juego que para iOS sería un superventas, con muy buenos gráficos y parece bastante divertido. Lo tiene, en teoría, todo para ser una aplicación muy comprada. Y esta aplicación será exclusiva para los terminales con procesadores NVIDIA Tegra, lo que sin duda alguna, no ayuda en nada evitar la fragmentación de Android.

La fragmentación en Android es un tema muy recurrente para entender el gran problema al que se enfrenta Google y los fabricantes de smartphones con Android. Puedes tener dos terminales con el mismo sistema operativo, incluso con la misma versión de Android, que puede que una aplicación te funcione solo en uno de ellos por compatibilidad con el hardware o con la operadora.

La fragmentación ha ido cediendo poco a poco, sobre todo por las diferentes versiones de Android. Según estadísticas de Google, el 63.9% usa Android 2.2, lo que representa la mayoría de los terminales y usuarios. Pero ya existen dos versiones nuevas de Android para smartphones: Android 2.3 con un 0.8% (Google Nexus S) y Android 2.3.3 con el 1.7% de usuarios. Sin contar el 27.2% de usuarios que aun está en Android 2.1. Bien, ahora aparte de la versión del sistema operativo o de la operadora, agrega que un juego solo puede usarse con unos terminales de cierta características.

Desde luego no es lo más ideal, pero seguro que los que tengan un terminal con este procesador poco le importan la fragmentación.

Vía: ÜberGizmo