El equipo de diseñadores de Black DA, o Black Design Associates, podría cumplir el sueño de todos aquellos fotógrafos y aficionados a la fotografía al transformar sus iPhones en verdaderas cámaras de calidad. Aún en una fase de concepto, esta maravillosa idea consiste en potenciar las prestaciones y la captura fotográfica del smartphone de Apple a partir de su integración con una cámara Leica.

A simple vista, se nos presenta el cuerpo de la aclamada y mundialmente reconocida cámara alemana Leica, en este caso denominada Leica i9, donde el usuario deslizaría su iPhone. A partir de este momento, la propuesta es muy simple: poder tomar hermosas fotografías combinando la distinguida calidad, la posibilidad de flash, y el control de foco manual de la Leica, con la tecnología punta del iPhone. Y es esto, justamente, lo más destacable del concepto: su no-dependencia del procesador del smartphone para las fotografías, brindando la posibilidad de controlar externamente el zoom óptico, los controles de apertura, y los de obturación.

Lamentablemente, como se anunció desde un principio, sólo se trata de un concepto. Black DA ha declarado públicamente que está viendo cuánta atención su producto puede generar y que, a partir de estos resultados, si existe una demanda real, comenzarían la etapa de producción.

Lejos de ofrecer un accesorio más, Black DA propone construir un puente entre la artesanía fotográfica analógica de las viejas cámaras con lo último en tecnología móvil. Sin lugar a dudas es un concepto muy interesante que me gustaría fuese llevado a la realidad, y que eventualmente amaría poder probar. ¿Les parece que un accesorio así sería capaz de mejorar la calidad de imagen a tal punto de competir con las fotografías tomadas con cámaras especializadas?