Acerca del bokeh: qué es y como se forma

Hemos hablado incontables veces aquí mismo acerca del bokeh, pero nunca lo hemos definido correctamente. Hemos repasado los dispositivos que se utilizan para darle forma como también vídeos donde mostraban un bokeh inusual. Intentaremos hacer justicia hoy tratando de desglosar esta cualidad fotográfica e iluminar un poco el camino de la fotografía.

Como todo articulo del bokeh, debe comenzar definiendo la palabra y contando su origen. Bokeh proviene del japones “boke”, que significa “desenfoque” o “neblina”. La hache final agregada proviene de la occidentalización del termino, cuando se lo popularizó cerca de 1997 en la revista Photo Techniques donde el editor agregó esa letra final para facilitar la pronunciación en las lenguas anglosajonas.

Técnicamente es el desenfoque que se produce en las áreas fuera de la profundidad de campo. Su forma mas habitual son los “círculos” que se forman por detrás de los sujetos u objetos enfocados y, dependiendo de la apertura utilizada, pueden tener una apariencia poligonal. La forma del bokeh esta íntimamente relacionada con la forma que la luz se filtra a través de la lente. Si existe algo por delante de la lente (o dentro de la misma, como en el caso de las palas del diafragma), el bokeh tomara la forma de este elemento. Es por esto mismo que si recortas una cartulina negra con alguna forma en negativo, el bokeh tomara esta forma, sean corazones, estrellas o palabras.

También tiene su lado estético, que se utiliza principalmente en fotografía de retratos. Al tener un sujeto enfocado y un fondo completamente empastado y desenfocado, se logra llamar la atención y guiar la mirada. Incluso, dependiendo de la forma y fuerza subjetiva del bokeh, se tendrá una percepción mas agradable de la imagen. Las áreas mas propensas a producir bokeh son, obviamente en primer lugar las áreas mas desenfocadas y, en segundo lugar, los reflejos y fuentes de luz poderosas y concentradas. Un reflejo en un vidrio o un puntero láser en una imagen con mucha profundidad de campo puede ser un elemento distractorio, pero al utilizar aperturas grandes, estos puntos concentrados de luz se convierten en agradables discos de bokeh. Recuerda que esto es obligatorio, de no tener puntos de luz o reflejos concentrados, el bokeh circular no existirá. Si sera desenfocada el área, pero carecerá de estos discos o serán muy sutiles.

El combo tradicional para obtener un bokeh agradable es:

  • Aperturas grandes: f/1.8 para empezar. Cuanto mas bajo el numero, mayor el tamaño del bokeh.
  • Longitudes largas: esto varia dependiendo la composición que tengas, pero cuanto mayor sea la longitud focal, mayor el bokeh.
  • Brillos y fuentes de luz pequeñas: en base a esta se formara el efecto con mas fuerza, por lo que alguna estructura de metal o algún vidrio será una buena fuente de bokeh.

Si quieres ver algunas imágenes de inspiración, existe todo un grupo de Flickr dedicado a esta propiedad de la fotografia y en nuestro propio pool puedes encontrar buenos ejemplos.

Foto: Nick Harris

Más de: BOKEH, DESENFOQUE

Recomendados