Por un momento me imaginé la versión de geek de Jack Sparrow, pero con un loro mecánico. Lo sé, una comparación un poco extraña, pero es lo que pasa cuando vemos inventos como este. ¿Alguno de ustedes quisiera transmitir a quienes no puedan estar a su lado todlo lo que les pasa en el transcurso del día? Dudo que la mayoría quiera compartirlo todo, pero en el caso de que así sea, TEROOS es para ti.

TEROOS es, básicamente, es una cámara con micrófono y altavoz integrado que se sitúa alrededor de nuestros hombros y, mediante a una conexión Bluetooth permite estar conectados a nuestro teléfono para así poder transmitir mediante la conexión de datos todas nuestras vivencias cotidianas.

La transmisión puede realizarse mediante Skype y así compartir lo que vemos con cierta cantidad de contactos o mediante un código personalizado que permite controlar remotamente el comportamiento de TEROOS, es decir, mover la cámara, habilitar el micrófono, incluso apagarlo. El funcionamiento dependerá siempre de la conexión Bluetooth entre el smartphone y el robot, por lo que no es tan independiente.

Creo que la dependencia de un smartphone para poder recibir ordenes e el principal error, pero teniendo en cuenta que el creador lo enfocó a que parezca un loro como los que acompañaban a los piratas, no está mal. Pero me hubiese gustado que captara la conexión directamente.

Por supuesto, no se olvidó de darle el toque especial de realismo, el rostro es lo suficiente expresivo para darnos un buen susto o dar muestras de ternura. El vídeo lo demuestra claramente en funcionamiento.

Vía: Engadget