Si por algo me ha gustado a mi Apple es por su filosofía y manera de hacer las cosas. Una forma única de mezclar diseño, arte e ingeniería, junto a una estrategia publicitaria y financiera muy inteligente.

Y cuando digo gustar no me refiero a ser fan de la empresa o creer que son perfectos. Simplemente admiro la forma como logran unir conceptos y disciplinas, en pro de crear una experiencia única para el usuario que logre mantenerse en constante evolución.

Hoy en 99% hacían una recopilación de varios manifestos (declaración de ideales o principios de algo). Entre los mencionados, se encontraban ocho interesantes puntos tomados de palabras del propio Tim Cook en el año 2009, cuando era CEO de Apple mientras Steve Jobs pasaba por un mal momento de salud.

  1. Creemos que estamos en la faz de la tierra para hacer productos grandiosos.
  2. Estamos constantemente enfocados en la innovación.
  3. Creemos en lo simple, no en lo complejo.
  4. Creemos que necesitamos apropiarnos y controlar las principales tecnologías que están detrás de los productos que hacemos y participar únicamente en mercados donde nosotros podamos hacer una contribución significativa.
  5. Cremos en decirle no a miles de proyectos, para podernos enfocar en unos pocos que tengan valor para nosotros.
  6. Creemos en la intensa colaboración y la polinización cruzada para inovar de una manera que otros no pueden.
  7. No nos conformamos con otra cosa diferente a la excelencia en cualquier grupo de la compañía.
  8. Tenemos honestidad con nosotros mismos para admitir cuando nos equivocamos y el coraje para cambiar.

Muchos de los que tenemos un producto Apple podemos comprobar fácilmente que varias de las afirmaciones de la lista son bastante ciertas. No sé hasta que punto todas se cumplan a cabalidad, pero algo si es seguro: les ha funcionado.