Si hay algo que suele llamar la atención con Google Chrome es, precisamente, la rapidez con la que se va actualizando este navegador que hoy, oficialmente, lanza la versión 10, con algo de adelanto con respecto a lo que esperábamos y tras pasar poco más de un mes del lanzamiento de la versión 9. Chrome 10, cuya beta salió el mes pasado, promete ser rápido, muy rápido.

chrome-10

Concretamente, Chrome 10, promete ser un 66% más rápido que su predecesor, gracias a su motor V8 para Javascript, y, además, permitirá que las aplicaciones que ejecutemos desde el navegador, también, funcionen mucho más rápido. También promete ser más seguro, de hecho, el sandboxing se extiende al reproductor de flash que Chrome trae integrado, dotándolo, así de mayor seguridad.

Un detalle importante que Chrome había descuidado era el interfaz de usuario, concretamente, los panes de ajuste, que quizás eran algo espartanos y que, con esta nueva versión, pretenden mejorar, haciendo el navegador mucho más intuitivo y amigable. De hecho, una de las novedades que se incluyen en esta nueva versión es, precisamente, un buscador que permita acceder, de manera mucho más directa, a la opción o al ajuste que estemos buscando.

Otra novedad interesante, sobre todo para los que tenemos varios equipos y nos gusta tenerlo todo sincronizado, es que Chrome 10, además de permitirnos sincronizar los favoritos, extensiones, preferencias o temas, también nos permitirá sincronizar las contraseñas almacenadas en el navegador, eso sí, podremos protegerlas con una especie de contraseña maestra.

¿Y qué más? Pues básicamente, nos queda probarlo. Los que no quieran esperar pueden descargarlo ya, y, los que tengan algo más de paciencia, pueden esperar a la actualización automática que Google activará próximamente.

¿Y por qué esta velocidad por sacar Chrome 10? Pues como bien comenta mi compañero Alan en ALT1040, el hecho de que Firefox 4 esté tan cerca y pueda ser un rival directo, seguramente, haya hecho pensar al gigante de Mountain View que era el momento de lanzarse y sacar algunos puestos de ventaja en esta carrera.

He de reconocer que hace algún tiempo que dejé de utilizar Firefox y me pasé a Chrome, de hecho, en mi entorno, cada vez empieza a ser más habitual este cambio, ya no sólo por la velocidad o su lector de PDF integrado, sino además, por su simplicidad de uso, cosa que ahora mejoran.

Imagen: PuntoGeek