2.3 millones. Ese es el número de descargas que ha conseguido Internet Explorer 9 en sus primeras 24 horas de disponibilidad. Unas cifras nada desdeñables e incluso sorprendentes, pero que tal vez no han cumplido las expectativas levantadas por Microsoft, que desde hace meses ha envuelto a su navegador en una campaña de marketing que ha tenido bastante peso en los medios de la red. ¿Tal vez esta campaña no estaba bien planteada? Mayoritariamente ha sido enfocada a sitios tecnológicos, a diferencia de otras campañas como la de Google con Chrome.

Las cifras son por supuesto respetables, aunque si comparamos con las de la salida de Firefox 3 quedan muy por debajo. La tercera versión del navegador de Mozilla fue descargada por cerca de 8 millones de personas en un sólo día –ostentando el record de descargas de software en 24 horas–, y su versión 3.5 por otros 5 millones de personas mas.

Aunque como indican en Download Squad esta comparación no es del todo justa, principalmente porque desde 2008, cuando fue lanzado Firefox 3, el panorama de Internet ha cambiado bastante. Han aparecido nuevos y poderosos contendientes como Google Chrome, que ha arañado un gran número de usuarios no sólo a Microsoft sino también a usuarios del navegador de Mozilla.

Personalmente creo que 2.3 millones no sólo es una gran cifra sino que en los tiempos que corren, habría que ver los datos de otros navegadores incluyendo el propio Firefox 4, que esta a punto de caer. Cada vez hay más opciones a la hora de elegir un navegador, y estas son cada vez mejores. La dura competencia propicia que las versiones de hoy en día estén a años luz de lanzamientos con tan sólo 2 años de edad. Esto, sumado al gran número de personas que no actualizan su navegador debido principalmente a que no conocen la existencia de otros o no están interesados, hacen de la cifra de descargas todo un logro.