Ayer fue lanzado oficialmente Internet Explorer 9, la nueva versión del navegador de Microsoft y, bueno, entre las cosas que ofrece encontramos la velocidad, nuevo interfaz, soporte HTML5, etc. Sin embargo, si hay un detalle que no me termina de convencer es el del soporte de vídeo, ya que Internet Explorer 9 viene con soporte H.264, un códec propietario y, aunque extendido en uso, Google Chrome dejó de soportar en el mes de enero. De hecho, la apuesta de Google, Mozilla, Opera y Adobe pasa por otros derroteros, los del proyecto WebM, un códec libre destinado al vídeo en la web. ¿Y qué pasa con Internet Explorer 9? Pues realmente nada, porque Google ha decidido parchear a su rival y ha lanzado un plug-in para dotar de soporte de WebM al navegador de Microsoft.

Un movimiento interesante el de Google, la verdad; de hecho, si la apuesta de Google por WebM se mantiene, y todo hace pensar que sí, junto con los apoyos de Mozilla, Opera y Adobe, no sería descabellado decir que WebM podría convertirse en el estándar de reproducción de vídeo para HTML5 .

Microsoft ha comentado que no se ha opuesto al desarrollo de este plug-in para su navegador, de hecho, sus desarrolladores han colaborado con los de Google y, no hace mucho, Microsoft desarrolló un producto similar para dar soporte de H.264 y, por tanto, ofrecer el soporte inverso, aunque en esto último Google parece no estar muy de acuerdo porque prefiere ofrecer un códec totalmente libre y, por tanto, libre de posibles royalties.

Al final, después de tanto tira y afloja entre las dos compañías, Google y Microsoft, los usuarios, al final, van a tener soporte de ambos códecs en cualquiera de los navegadores, por tanto, ¿vale la pena tanto movimiento? Supongo que sí, es una cuestión de principios y la eterna discusión entre usar productos libres o propietarios.

Personalmente, apuesto más por WebM como estándar de futuro, sobre todo viendo los apoyos, pero creo que los navegadores tendrían que ser compatibles también con H.264, aunque sea algo temporal, mientras el propio mercado de los contenidos se asienta y será él el que acabe decantándose por uno u otro, según la penetración de uso de los mismos.

Mientras tanto, a ver si me descargo Internet Explorer 9 y lo pruebo, aunque, he de reconocer, que el hecho que no funcione en Windows XP, la verdad, es que no me ha gustado mucho. Por cierto, ¿habéis probado Internet Explorer 9 ya? ¿Qué os ha parecido?