El iPhone vuelve a encabezar la encuesta de satisfacción de J.D. Power

El iPhone de Apple es de nuevo el smartphone mejor valorado por sus usuarios según la encuesta realizada por J.D. Power and Associates. Es la quinta vez consecutiva que obtiene la mejor puntuación en esta clasificación aproximadamente anual, según relata iOS Central. Esta vez obtuvo 795 puntos de un total de 1000 posibles, superando a Motorola con 763 puntos y HTC con 762 puntos. La puntuación de Apple fue algo más baja que en la última encuesta, realizada en Septiembre, pero la ventaja frente a sus rivales fue mayor. El margen sobre Motorola y HTC ha pasado de 9 y 19 puntos respectivamente a más de 30.

Si alguna vez os habéis visto envueltos en una conversación (o discusión) sobre qué tiene Apple de especial es probable que hayáis sacado a colación la satisfacción que sentimos los usuarios con nuestros ordenadores, teléfonos o tabletas con el logo de la manzana mordida. Ante cierto tipo de persona, más centrada en los fríos datos objetivos y las listas de características y prestaciones, hablar de sensaciones como agrado o gusto no significa nada. Pero a mí me parece que encabezar las encuestas de satisfacción cinco veces seguidas es un hecho que no se puede ignorar. En palabras de Kirk Parsons, director senior de servicios inalámbricos de J.D. Power, Apple está un escalón por encima del resto.

“El iPhone no para de mejorar”, continúa Parsons, “Apple sigue subiendo las apuestas al encontrar siempre alguna característica o algún cambio de diseño que lo separa del resto”. Pero en el fondo yo creo que no es esa la explicación del éxito, o por lo menos no la única. Sí, el iPhone 4 nos trajo su increíble Pantalla Retina, que sobre el papel tiene unas prestaciones espectaculares con sus 326 píxeles por pulgada. Un dato que queda muy bien para comparar y para el marketing. Pero lo que hace que un usuario esté satisfecho después de meses de uso diario son cientos de grandes y pequeños detalles que nos hacen la vida más fácil cada vez que sacamos el iPhone del bolsillo. Un buen ejemplo es la cámara: no es la que gana a megapíxeles, pero es rápida, fácil de usar, y saca unas fotos sensacionales en casi cualquier circunstancia (razonable). Usas la función de tocar para enfocar un par de veces y ya no quieres usar ninguna otra cámara.

La encuesta de J.D. Power también considera que la facilidad de uso es lo más importante para la satisfacción del usuario al darle más peso a este parámetro frente a los otros cuatro que evalúa: sistema operativo, diseño físico, características del terminal y funcionamiento de la batería. En todos ellos el iPhone ha conseguido la máxima puntuación salvo en el último, donde los líderes son Nokia y RIM. Es cierto que los terminales de estas marcas suelen tener una vida de batería legendaria, pero ya sabéis lo que dicen: el problema del iPhone es que uno lo tiene todo el día en la mano usándolo, no en el bolsillo.