Ya lo avanzaba nuestro compañero Jose Luis Badiano hace poco, y es que existía la posibilidad que el Samsung Galaxy S II empezara a equipar los famosos y omnipresentes procesadores Nvidia Tegra 2 en lugar de los inicialmente instalados Exynos.

La razón del cambio no es otra que la exigencia de producción que demanda este smartphone, y es que si ya la primera parte del Galaxy S ha sido un éxito rotundo (y lo sigue siendo, ahora que se ha convertido en un terminal muy común dentro de las ofertas en los catálogos de las operadoras), su sucesor parece que incluso lo superará.

En mi caso no tengo ninguna duda de que estamos ante uno de los blockbusters de este año, y es que tras haberlo visto y toqueteado en directo durante el MWC de Barcelona, os puedo asegurar que es algo impresionante a nivel tanto técnico como visual. A pesar de estar más o menos a la misma altura en cuanto a hardware de rivales como los LG Optimus 2X y 3D o el Motorola Atrix, visualmente el Galaxy les saca varios cuerpos de distancia.

Respecto al rendimiento del Nvidia Tegra 2, parece que no va a representar ningún cambio significativo respecto al que da el Exynos tal como puede apreciarse en el benchmark:

Aún no se conoce qué territorios recibirán los Galaxy S II equipados con cada uno de los diferentes procesadores, aunque parece que USA y Reino Unido serán los primeros en recibir los Exynos.