Cómo utilizar la Smart Cover con el iPad 1

Una pregunta que nos habéis hecho a través de los comentarios es si sería posible utilizar la nueva Smart Cover para el iPad 2 con el modelo de primera generación. En principio no es posible porque para su correcto funcionamiento la tableta lleva unos imanes que se corresponden con los de la cubierta. Pero no hay nada que no se consiga con un poco de ingenio y maña. En The Russians Used A Pencil se han puesto manos a la obra y han logrado una solución bastante ingeniosa. Lógicamente no queda un conjunto tan perfecto como con el nuevo modelo, y no es posible simular la función que permite bloquear la pantalla con sólo cerrar la tapa. Pero seguro que a muchos os gusta más que la funda del modelo antiguo, ¿verdad?

La solución es posible, e incluso relativamente fácil, gracias al borde plano del iPad 1. Ese es el lugar perfecto para pegar unos finos imanes que hagan el papel de los que el iPad 2 lleva internamente para sujetar la Smart Cover. Por pura coincidencia el borde interior de la tapa queda perfectamente alineado a pesar del pequeño grosor añadido. Simplemente hay que encontrar unos imanes suficientemente delgados y potentes. No es problema, en internet hay de todo y unos pequeños imanes de tierras raras son incluso más baratos que sus gastos de envío.

Primero hay que encontrar las posiciones en la pieza metálica de la espina o lomo del Smart Cover donde quedan fijos los imanes. Alineando entonces la tapa con la pantalla podemos marcar los lugares donde hay que fijar los cuatro necesarios. En este caso han decidido unirlos con un pegamento potente, pero para probar se podría usar cinta adhesiva. Y ya tenemos nuestro veterano iPad modelo 2010 con su nueva Smart Cover. Se quita y se pone con total facilidad, al contrario que la funda original. Se puede usar para levantar la pantalla en un plano inclinado más cómodo para teclear o ver películas, como podéis ver en el siguiente vídeo. Con un niño pequeño en casa personalmente prefiero la protección adicional de la antigua funda, pero indudablemente la nueva cubierta es sin duda mucho más atractiva.