A pesar de que el título del post podría hacernos pensar que vamos a hablar de la atracción casi magnética que muchos experimentan por la marca de la manzana (asunto que podría ser objeto de estudio y discusión igualmente), de lo que os vamos a hablar es de algo mucho más terrenal, del uso que Apple ha estado dando al magnetismo en sus aparatos.

Porque sin duda, una de las estrellas de la keynote de este pasado miércoles fue las smart covers (o tapas inteligentes) con las que se ha dotado al nuevo iPad 2. Tal como nos contó David recientemente, parece un accesorio imprescindible en el nuevo tablet, a la vez que le da un aspecto diferenciador con respecto a la competencia.

Desde que las vimos muchos de nosotros consideramos la solución como una idea muy ingenioso. Es la respuesta más eficiente a la inclusión de un protector sin necesidad de añadir apéndices al tablet que deformarían estéticamente el aspecto minimalista del dispositivo. Incluso Apple ha aprovechado el comportamiento de los materiales magnéticos para facilitar la colocación de la tapadera, pues tal como se pudo apreciar en el vídeo, esta se alinea en segundos con el perfil del iPad.

Meditando en este asunto, uno podría pensar que los ingenieros de Apple han sido muy originales aprovechando esta fuerza, pero no es así si recordamos algunos otros accesorios de la manzana que también hacen uso del magnetismo, ¿los repasamos brevemente?

MagSafe

Con este nombre se conoce al conector de potencia que usan los portátiles actuales de Apple, tanto los MacBooks como los Air y Pro. Introducido por la empresa en la MacWorld de 2006, ha sido alabada como una solución muy inteligente para evitar un posible accidente cuando algún pie se cruza en el camino del cable de corriente del Mac, de modo que si esto ocurriera siempre se soltará el conector antes que el Mac acabe en el suelo.

Además, el sistema ingeniado facilita conectar el cable al ordenador de forma rápida y segura, a la vez que evita que los cables se pelen o deshilachen con el tiempo debido al uso. A pesar de tantas bondades, hay que decir que el adaptador de corriente de Apple ha sido objeto de intensas críticas por algunos defectos de construcción del cable y el regulador de potencia.

Apple Remote

Por último, en este repaso también cabe destacar el uso que durante mucho tiempo se dio al marco del iMac G5 como lugar en el que colocar al Apple Remote blanco. Otra de esa ideas ingeniosas que nadie podría haber ideado de una forma más eficiente. Sabemos por su pequeño tamaño que el control remoto de los Mac suele acabar siempre en los lugares más insospechados, si no termina dentro de algún cajón o totalmente perdido.

Con este sistema, se aseguraba tener al dispositivo siempre localizado, en el lateral del iMac. Y para aquellos que poseáis un iMac más moderno, quizás os interese saber que también podéis hacer uso de esta solución, en este caso en la esquina del marco delantero tal como se puede ver en el siguiente vídeo. El problema es que desconozco hasta qué punto se podría perjudicar a la pantalla con este sistema, pues Apple no se ha pronunciado nunca sobre este sistema en los nuevos iMacs.

Sea como sea, está claro que no deberíamos de sorprendernos en exceso al recibir la noticia de los nuevos smart covers, pues tal como hemos analizado aquí nos encontramos ante una empresa que ya ha hecho uso de las facilidades del magnetismo en otras ocasiones con buenos resultados. Y lo que es más, no creo que sea la última vez que veamos una idea parecida. ¿Serán los smart covers el inicio de un nuevo camino en los accesorios para iPad, iPod y iPhone? ¿Se os ocurre alguna idea que podría llevarse a la prática en estos dispositivos?