Se esperaba con gran expectación el anuncio del sucesor del estupendo Galaxy S durante el Mobile World Congress, y Samsung no nos defraudó. Como os contamos hace poco, el Galaxy S II es una auténtica bestia en lo que a hardware se refiere. Contará en su interior con Exynos, el procesador de doble núcleo de Samsung, basado en la arquitectura Cortex-A9 de ARM. Sin embargo, esto podría no ser cierto en todos los territorios.

Según se desprende de los benchmarks realizados por AnandTech, algunos modelos de Galaxy S II (cuyo código de producto sería GT-I9103) podrían integrar Tegra 2, el procesador de NVIDIA que sí llevará Galaxy Tab 10.1. Unos benchmarks que, por cierto, muestran el rendimiento de Exynos un escalón por debajo de Tegra 2. Ahora bien, ¿qué habría empujado a Samsung a crear 2 modelos de su smartphone estrella con procesadores tan distintos?

Habiendo vendido hasta el momento más de 10 millones de unidades de Galaxy S, su sucesor tiene por delante el reto de superar estas cifras. Exynos es un procesador nuevo, recién salido del horno, por lo que podría ser muy complicado para Samsung fabricar unidades suficientes para integrar en Galaxy S II. La solución pasaría por diversificar un poco el hardware, es decir, fabricar el mismo teléfono con otros materiales o componentes que permitan ofrecer un rendimiento igual, o incluso mejor.

Hay, además, otro indicio que apoya esta teoría. Samsung indica en las especificaciones del Galaxy S II disponibles en su web oficial que Exynos podría no estará disponible en todos los territorios. Más claro, agua. Parece bastante evidente que sí habrá un segundo modelo de Galaxy S II con un procesador distinto.

La pregunta ahora es: ¿En qué territorios saldría el GT-I9103? Sólo son especulaciones, pero veo bastante probable que los coreanos se reserven el modelo con Tegra 2, que se espera que rinda algo mejor que el modelo oficialmente anunciado, para su propio país.

Para Samsung, el rival potente a batir en Corea del Sur es claramente el LG Optimus 2X, por lo que perder en ventas en casa sería un palo muy duro. Por otro lado, en el terreno de smartphones parece claro que Samsung tiene más presencia fuera de su país que LG (las ventas del Galaxy S lo demuestran), por lo que se deduce que ellos podrían dar esta batalla por ganada.

Vía: AnandTech | Gizmóvil