De las peores noticias que me ha tocado escribir en materia de libertad de expresión en este blog. En un movimiento que hasta ahora no ha tenido precedentes en nuestro territorio, el alojamiento ‘rojadirecta.org‘ se encuentra en estos momentos bloqueada… por el gobierno de Estados Unidos. Sí, la web de enlaces a retransmisiones deportivas, legal en nuestro país, ha quedado censurada con este «bonito» mosaico en el que se le acusa de violación de copyright. Como lo oyen. Al entrar en la web, cualquier usuario accederá al siguiente mensaje en forma de póster:

Más o menos viene a decir que la Fiscalía del distrito sur de Nueva York, por medio del Departamento de Justicia de Estados Unidos y el servicio de Aduanas, se bloquea el acceso a la web. No sólo eso, se advierte a los creadores de la página de una posible condena de hasta cinco años de cárcel en una prisión federal.

Tal y como reportan en el diario El Mundo, la web se encuentra bloqueada desde la pasada noche. Estados Unidos opina que reproducen (primer error, no reproducen, enlazan) material con copyright sin autorización. Igor Seoane, administrador y creador del alojamiento, ofrece alternativas a la página desde ‘rojadirecta.com‘, ‘rojadirecta.me‘, ‘rojadirecta.es‘ y ‘rojadirecta.in‘. Además, ha difundido un mensaje para hacerlo llegar al mayor número de espacios posibles:

Las autoridades Estados Unidos ha cerrado así un dominio intentando bloquear el acceso a un sitio que ya ha sido juzgado por dos juzgados de Madrid y en nuestra opinión despreciando totalmente a la justicia y soberanía española. Un proceso judicial largo (de más de 3 años) en donde han intervenido las fuerzas de seguridad del Estado español, el Ministerio Fiscal español y la justicia española, TODOS ellos defendiendo o dictando la legalidad del sitio. Cerrar rojadirecta.org de esta manera, el dominio .org número 70 más utilizado del mundo, expone a todos los países la falta de control sobre los dominios genéricos (.com, .org, .net, etc.) que son controlados por empresas estadounidenses y que las autoridades de Estados Unidos viene censurando en los últimos meses a su antojo sin un proceso judicial en el que exista la posibilidad de defensa. Por supuesto ya estamos buscando soluciones legales y haremos lo mismo en Estados Unidos a primera hora de allí

¿Qué significa todo esto? Bueno, habrá que esperar y ver realmente el alcance de la medida adoptada por Estados Unidos Unidos. En primer lugar, no es delictivo ni mucho menos en nuestro país, pero quizá lo más grave tenga que ver con el movimiento sin precedentes de Estados unidos, saltándose nuestro sistema judicial y emitiendo por encima de nuestras leyes su propio juicio. Viéndolo así, quizá no hacía ninguna falta la Ley Sinde, Estados Unidos se basta por sí sólo. Por cierto, esto es y será un ejemplo de la fatídica «Ley» en España próximamente…

Vía: El Mundo